Boston. El nivel de aprobación del Papa Francisco en Estados Unidos cayó durante el último año, según un nuevo sondeo, luego de que el Sumo Pontífice emitiera una dura advertencia sobre la crisis medioambiental y criticara los excesos del capitalismo.

El Papa, que visitará el país en septiembre, aún es visto con afecto por la mayoría de los estadounidenses. El 59% dijo a la consultora Gallup que lo consideraba favorablemente.

Esa cifra es menor al 76% de un año atrás, pero está en línea con el nivel que tenía poco después de asumir como líder de los 1.200 millones de católicos en marzo del 2013.

La popularidad del Papa cayó mayormente entre los adultos estadounidenses que se identifican como conservadores. Apenas 45% de ellos dijo que veía al pontífice argentino de manera favorable en el sondeo hecho entre el 8 y el 12 de julio.

En febrero del 2014, la cifra era del 72%.

Alrededor del 71% de los católicos estadounidenses aprobaba al Papa, desde 89% un año antes.

La caída se registra tras el cambio de enfoque del Papa, que públicamente habla menos sobre la oposición de la Iglesia al aborto y al casamiento entre personas del mismo sexo y se dedica a discutir más la desigualdad social y la pobreza.

Su encíclica ambiental, "Laudato Si", el primer pronunciamiento papal en su tipo sobre el cambio climático, tuvo un tibio recibimiento de algunos aspirantes republicanos a la presidencia, como el ex gobernador de Florida Jeb Bush y el senador Marco Rubio, ambos católicos.

"Esto está poniendo incómoda a la gente", dijo el reverendo James Bretzke, profesor de teología moral del Boston College, quien es un jesuita como Francisco.

"Los números del sondeo no son sorpresivos y de hecho se puede decir que hay un lado positivo porque quiere decir que la gente está escuchando al Papa", agregó. "No coinciden siempre con él, pero claramente están escuchando", dijo.

La última encuesta realizada a 1.009 adultos estadounidenses tiene un margen de error de 4 puntos porcentuales.