Quito. El Pleno de la Asamblea Nacional de Ecuador, con 91 votos afirmativos, aprobó en segundo debate el proyecto de reformas a la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas que norma el procedimiento de ascensos del personal de la institución militar.

Los cambios establecen que por medio de Decretos Ejecutivos se dictarán los ascensos de los oficiales generales, mientras que el nombramiento de oficiales superiores como coroneles y capitanes de navío, tenientes coroneles, capitanes de fragata, mayores y capitanes de corbeta y a los oficiales subalternos, se dictará mediante acuerdos ministeriales.

Además, prevé que los ascensos de los aspirantes a oficiales, personal de tropa y aspirantes a tropa se los haga mediante resoluciones del respectivo comandante general de la Fuerza.

El texto de la Ley establece que el presidente de la República será el encargado de asignar las funciones de la figura del edecán y el tiempo en el que ocupará ese cargo.

Un comunicado del órgano parlamentario ecuatoriano informa que para la designación de edecán y del Jefe Militar de la Casa Presidencial, el Ministro de Defensa Nacional presentará una terna de candidatos, de la cual la autoridad interesada escogerá al titular.

Los cargos de ayudantes de órdenes del Ministro de Defensa Nacional, del Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y de los Comandantes de Fuerza, se ejercerán por un lapso no mayor de dos años y por una sola vez en toda la carrera militar del oficial.

En el proyecto se determina que cuando el militar se encuentre en comisión o ejerciendo funciones en el exterior y sea dado de baja, o colocado en disponibilidad, debe regresar al país en un plazo máximo de 30 días.

Se agregó también una Disposición Transitoria, según la cual los edecanes que fueron designados al amparo de la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas vigente y cuyas disposiciones se reforman mediante la presente ley reformatoria, seguirán en funciones hasta concluir el período para el cual fueron designados.