Los procuradores de Zacatecas y Jalisco, Arturo Nahle García y Luis Carlos Nájera, respectivamente, señalaron que el crimen organizado está detrás del secuestro y muerte del diputado del PRI, Gabriel Gómez Michel y su asistente.

El fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, dijo que investigan más allá del secuestro del legislador del Revolucionario Institucional, “hubo una intención y un daño, que en este caso en particular fue la muerte del diputado y su asistente”.

El procurador de Zacatecas indicó que “el modo del secuestro del diputado es clásico de la delincuencia organizada, el número de camionetas, la gente que se bajó con armas y apuntó para inmovilizar el carro”.

Destacó que en Zacatecas existe la presencia del Cártel del Golfo, motivo por el cual no descartan que se trate de un crimen ligado al crimen organizado.

Nahle García señaló en entrevista que por tratarse de un legislador federal, el caso debed ser atraído por la Procuraduría General de la República (PGR).

“Es altamente probable que el caso sea atraído por la PGR para no entrar en dilemas con la Fiscalía de Jalisco. Ni siquiera tenemos la certeza de que hayan sido privados de la vida en Zacatecas, pudo haber sido en Jalisco y solo trajeron el cuerpo para acá”, reconoció.

Esta miércoles, el procurador Arturo Nahle, informó que pruebas periciales de ADN confirmaron que los cuerpos calcinados sí corresponden al diputado federal del PRI por el estado de Jalisco, Gabriel Gómez Michel.

El diputado fue secuestrado la tarde de este lunes en el cruce del Periférico y 8 de julio, municipio de Tlaquepaque, cuando se dirigía al Aeropuerto Internacional de Guadalajara y regresar a la Ciudad de México; junto a su cuerpo también fueron hallados los restos de su asistente.