El diputado liberal Francisco Xavier Aguirre Sacasa, presidente de la comisión del exterior de la asamblea nacional, sostuvo que no descarta que los últimos acontecimientos vividos en Nicaragua sean parte de una operación para cerrar la asamblea, o bien, para sustituir a parlamentarios opositores.

El presidente Ortega no tiene mayoría en el legislativo nicaragüense, y la llegada de sus simpatizantes le ayudaría a tener mayoría en el plenario de la asamblea, que hasta ahora no posee, lo que según Aguirre -ex embajador nicaragüense en EE.UU. y Canadá-, sería una alternativa para el líder sandinista.

La ola de violencia, indicó “lo único que hacen es consolidar un golpe de estado creciente que no ha descartado la disolución del Parlamento o la sustitución con los suplentes de un número de diputados que le de la mayoría que no tienen en el plenario", indicó a trinchera.com

Pero, comentó Aguirre Sacasa, “el tiro le está saliendo por la culata” porque son planes “muy obvios” y además “crean anticuerpos nacionales e internacionales”.