Riad. Arabia Saudita anunció hoy que está haciendo preparativos para reabrir su embajada en Irak, después de su cierre durante la invasión iraquí a Kuwait en 1990.

El reino e Irak acordaron reabrir la embajada saudí en la capital iraquí de Bagdad y establecer un consulado general saudí en Erbil, la mayor ciudad y capital de la región semiautónoma de Kurdistán en Irak.

Un funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores saudí dijo que con base en ese acuerdo, un comité técnico viajará a Bagdad esta semana para coordinar con la cancillería iraquí la elección y equipamiento de los inmuebles apropiados para que las dos misiones empiecen a trabajar lo antes posible, informó la Agencia de Prensa Saudí.

La medida fue tomada después de la visita del presidente iraquí, Fuad Masoum, a Arabia Saudita en noviembre de 2014 para conversaciones de alto nivel entre los dos vecinos después de años.

La visita tuvo lugar tras años de tensión, en especial durante la administración del ex primer ministro Nuri al-Maliki, a quien Arabia Saudí acusó de promulgar el sectarismo en Irak.