Caracas. El árbitro electoral venezolano permitió este martes que la oposición dé el primer paso para convocar un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aguardaba desde marzo que el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregara una planilla oficial, indispensable para recolectar las firmas equivalentes al 1 por ciento de los electores, con las que se solicitará al árbitro que active la consulta.

El CNE dijo que la oposición tendrá 30 días para recolectar los nombres de unos 197.000 venezolanos para que el proceso siga adelante.

Luego, según las normas electorales, deberá recolectar las firmas del 20% de los electores para, finalmente, llamar a la consulta popular.

"Ha comenzado en Venezuela un proceso de cambio irreversible", escribió el diputado Julio Borges, jefe de la bancada de la oposición, en su cuenta de Twitter. "¡Saldremos de la crisis como debe ser: juntos y en paz!", agregó.

Borges dijo que tenía previsto ir más tarde el martes al CNE junto con otros diputados opositores, para recibir formalmente la documentación.

Voceros opositores dijeron que iniciarán a recolectar las firmas el miércoles.

La Constitución de Venezuela permite revocar todos los cargos de elección popular transcurrida la mitad de su mandato que, en el caso de Maduro, se cumplió en enero del 2016.

La oposición está presionando para que el plebiscito se realice este año, pues si se dilata hasta el próximo un vicepresidente nombrado por Maduro asumiría el mandato hasta el final del período en 2019.