Washington/Boston. El fallecido senador Edward Kennedy fue objeto de decenas de amenazas de muerte, revelaron archivos publicados el lunes por el FBI, que exhiben también los esfuerzos de su familia para evadir los rumores de que tenía lazos con personas de inclinación izquierdista.

Las amenazas fueron realizadas antes y después de los asesinatos de sus hermanos, el presidente John F. Kennedy Jr. y el senador Robert Kennedy Jr. en 1963 y 1968, respectivamente.

El FBI sacó a la luz más de 2.200 páginas de sus archivos sobre Kennedy, quien murió en agosto del 2009 a los 77 años de cáncer al cerebro. La mayor parte de los documentos revelan detalles de amenazas e intentos de extorsión en contra el senador de Masachusets.

Kennedy pasó 47 años como un símbolo liberal del Senado en Estados Unidos, donde se enfocó en los temas de salud y derechos civiles y como un sucesor del legado político de sus abatidos hermanos.

Mientras que algunas de las amenazas en su contra parecen no ser políticas, también parecen tener como origen en algunos miembros de grupos radicales tales como el Ku Klux Klan, organizaciones "Minutemen" y la Unión Mundial de la Libre Empresa Nacional Socialista.

El senador escribió en sus memorias su temor a compartir el destino de sus hermanos.

En un complot en contra de Edward Kennedy, el FBI investigó un reclamo hecho por un prisionero de la cárcel federal en Soledad, California, de que Sirhan Sirhan, asesino de Robert Kennedy, intentó contratarlo para matar al senador tras su liberación.

"El notificó en ese período que el sujeto le ofreció un millón de dólares y un automóvil a cambio de matar al senador Kennedy (...) él (el prisionero) explicó que se negó al contrato", sostiene el documento con fecha del 29 de noviembre de 1977.

Otros documentos revelan que su familia luchó contra los rumores de que Kennedy se asoció con comunistas.

De igual forma, un memorando del FBI en 1962 destaca cómo su padre, Joseph Kennedy, llamó por un rumor de un reporte de la agencia que vinculaba a su hijo a un grupo de "pinkos", o argot para comunistas, y que eso le impidió el ingreso a la escuela Maryland.