Preocupación y desazón existen en circulos opositores al gobierno de Cristina Fernández tras el triunfo este domingo de la candidata kirchnerista Lucía Corpacci, representante del peronismo gobernante en Argentina y que fue elegida como nueva gobernadora de la provincia de Catamarca este domingo 13 de marzo.

Dicha victoria, catalogada como sorpresiva, ya que desde hace casi dos décadas la zona era conducida por la Unión Cívica Radical (UCR), partido socialdemócrata opositor al gobierno nacional, hizo que los líderes opositores empezaran a analizar las causas de la derrota electoral en la provincia del norte de Argentina.

Coincidieron, sin embargo, que aún hay tiempo para detener la ola triunfalista que ya se vive en el Gobierno y que apunta a que las fuerzas oficialistas lleguen en mejor pie a las elecciones presidenciales de octubre de este año en Argentina.

"Para ganarle al oficialismo en octubre, tenemos que hacer más y sumar más. Y sobre todo, tenemos que hacer cosas nuevas y distintas si queremos crear una mayoría, que sólo será mayoría si es verdaderamente amplia y plural", afirmó el senador radical Ernesto Sanz, según La Nación.

Personas cercanas a Sanz agregaron que "lo que quiso decir es que, si bien la UCR está mejor preparada que Pro, Proyecto Sur o la Coalición Cívica para dar batalla al Gobierno, con el radicalismo solo no alcanza".