Buenos Aires. La Cancillería argentina informó este sábado que facilitó a la Secretaría de Energía "documentación e información que acreditan las operaciones ilegales" sobre la exploración ilegal hidrocarburífera británica que se realiza en la plataforma continental argentina "a los efectos de que ésta inicie acciones administrativas correspondientes contra cada una de las cinco empresas petroleras involucradas".

Asimismo, según un comunicado difundido por la Cancillería, también "se han abierto cinco expedientes administrativos ante la AFIP (DGI y DGA), contra estas mismas empresas. En ambos casos, verificada la situación de ilegalidad, y notificados los infractores, se iniciarán los procedimientos sancionatorios pertinentes".

Precisó que el trabajo oficial "consiste en la coordinación con la Procuración General de la Nación, la Procuración del Tesoro, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Secretaría de Energía para desarrollar acciones judiciales y administrativas".

La Cancillería detalló que "de acuerdo a la estrategia consensuada con la Procuración del Tesoro de la Nación, comenzará con las medidas y acciones de índole judicial".

"Enarsa, en calidad de empresa adjudicataria de las áreas costa afuera y, por ende, de los recursos que se usurpan, se presentará como denunciante y principal damnificado en las acciones judiciales que se iniciarán", precisó.

Las medidas legales iniciadas serán comunicadas al Ente Regulador Bursátil británico (FSA) a través de la Comisión Nacional de Valores con el fin de salvaguardar los principios que rigen los mercados financieros del mundo, tales como “información plena”, “transparencia”, “eficiencia” y “protección de la estabilidad de las entidades y los intermediarios financieros”.