Buenos Aires. Argentina citó a la embajadora británica en Buenos Aires para responder a una queja de la nación europea, subiendo la presión entre los dos países en la puja por la soberanía de las Islas Malvinas, actualmente en manos de Gran Bretaña, dijeron este domingo diarios locales.

Los desacuerdos entre ambas naciones aumentaron en los últimos meses con el inicio de la exploración petrolera británica en aguas del archipiélago, que se encuentra frente a la costa argentina.

La empresa Rockhopper Exploration Plc dijo este mes que el petróleo que encontró en el área de Malvinas es de alta calidad, aumentando la disputa.

Los periódicos La Nación y Clarín informaron que el ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina citó para este lunes a la embajadora británica con el fin de responder al reclamo del país europeo por los controles al tránsito marítimo que aplica desde hace meses la nación sudamericana.

Argentina reclama la soberanía sobre el frío archipiélago austral que controla Gran Bretaña desde 1833, en una disputa que en 1982 llevó a los dos países a una guerra que terminó con cerca de 1.000 muertos y la rendición de la nación sudamericana.