El posible espionaje a las autoridades económicas argentinas  descubierto en los últimos días tienen en el ojo del huracán al diputado Claudio Lozano, recibiendo duras acusaciones del ministro de hacienda argentino, Amado Boudou. 

Mientas el secretario de estado califica la situación de "un hecho policial que involucra cuestiones de estado", el parlamentario denuncia que la situación no es más que una represalia de las autoridades. Esto último, por su denuncia respecto a que el canje de deuda argentina que se está evaluando en estos días, no es más que un negociado que involucra a funcionarios, bancos y consultoras, sostuvo.

La situación explotó con la detención de un asesor de Lozano y del senador José Martínez, quien fue encontrado en oficinas del ministerio de hacienda. El asesor - Roberto Larosa - fue sorprendido en la oficina del subsecretario de presupuesto del ministerio de economia, Roberto Trigo, debajo de una mesa, a una hora de escazo movimiento y sin autorización para estar ahí.  

Según Boudou, la reacción de Lozano los obliga a "establecer un fuerte estado de sospecha sobre el diputado, porque puede ser el destinatario de esa información, el destinatario del accionar de Larosa", según ambitofinanciero.com

Boudou refutó la defensa de Lozano sobre montajes de las autoridades y se preguntó si el asesor del diputado entró al despacho del subsecretario para sacar o poner algo.