Washington/ Buenos Aires. Como una situación penosa y desmesurada consideró el secretario de Asuntos Hemisféricos para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, la decisión argentina de incautar la carga de un avión de la Fuerza Aérea de los EE.UU. que iba a ser utilizado en un curso de entrenamiento con la Policía Federal Argentina.

En declaraciones a CNN, Valenzuela indicó que "me sorprendió mucho la reacción del gobierno de la Argentina en relación a este tema. Si hubo alguna discrepancia en alguna de estas cosas, se debió haber conversado y resuelto este problema, sin haber pasado a estas acusaciones que son desmesuradas. Nosotros tuvimos que suspender el curso porque encontramos que la forma en que amedrentaron al personal norteamericano es una cosa improcedente. Es absolutamente necesario que se devuelvan de inmediato esos materiales”

A juicio del funcionario estadounidense, “no tiene sentido que se halla incautado materiales de esa forma. Especialmente, porque insisto, lo que se estaba realizando es un proyecto trabajo conjunto, autorizado por ambos países, para encarar un tema tan importante como es el rescate de rehenes. Que veamos cómo dar vuelta la página para efectivamente colaborar", informó la Voz de América.

Pero el gobierno argentino niega tales acusaciones y, por el contrario, espera una disculpa de Estados Unidos.

Así lo indicó el canciller argentino, Héctor Timerman, quien señaló que “Argentina en ningún momento le faltó el respeto a EE.UU. Al contrario, tenemos una gran relación con EE.UU. Yo creo que EE. UU. tiene que decir ‘nos equivocamos’. Por algún error, por algún motivo. Queremos colaborar con Argentina en la investigación. Por ahí, el gobierno de EE.UU. no sabía que se estaba entrando material sin declarar. Tal vez no lo sabía, yo no acuso al Gobierno de EE. UU. Les pido sí, que colaboren por la seguridad de toda la gente, para que esto no vuelva a ocurrir y encontremos a los responsables del intento de ingresar material no declarado, sin informar al Gobierno argentino. Y ahora, no quieren colaborar en la investigación, eso es lo peor de todo. Acabo de entregar una nota de protesta porque EE. UU. se niega a colaborar para saber quien intentó entrar ese material".

Por su parte, el jefe de gabinete argentino, Aníbal Fernández, dijo que "no hay ningún incidente diplomático con Estados Unidos, y las declaraciones que hizo Arturo Valenzuela no son demasiado felices".

Fernández defendió la decisión de incautar el "material militar, tecnológico con códigos encriptados y drogas vencidas".

Explicó que “en diciembre, la embajada dio una lista con los elementos que iban a ser ingresados al país por los Estados Unidos para la realización de un curso. Entre el material incautado nos encontramos con armas y drogas, varias dosis de morfina, material para interceptar comunicaciones, GPS muy sofisticados, elementos tecnológicos con códigos secretos, un baúl completo con drogas medicinales vencidas", informó Ámbito.

Por ello, puntualizó que "se lo incautó por eso, porque no figuraba en el manifiesto presentado para el curso".

Añadió que "el informe que saca por escrito dice que el ministerio de Seguridad aprobó lo que iban a traer, y eso es mentira. Lo que incautamos era lo que no había sido declarado. Por eso no es verdad lo que dice Valenzuela. Es la embajada la que dice qué es lo que va a entrar a nuestro país".