El canciller Héctor Timerman se reunirá este viernes en Nueva York con el presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Kodjo Menan, a quien le presentará la denuncia argentina contra “la militarización en el Atlántico Sur que está desplegando el Reino Unido”.

Por instrucción de la presidenta Fernández, como lo anunció el martes último en Casa de Gobierno, el canciller viajó anoche para formular la denuncia en el máximo organismo de la ONU.

Además, Timerman informará personalmente al presidente de la Asamblea General de la ONU, el embajador Nassir Abdulaziz Al-Nasser, y al secretario General del organismo, Ban Ki-moon, sobre la violación del Reino Unido de las cerca de 40 resoluciones de Naciones Unidas que convocan al diálogo a Londres y Buenos Aires,según informó la Cancilleria, en un comunicado de prensa.

También en Nueva York, el canciller mantendrá encuentros con el presidente a cargo del Comité de Descolonización, el embajador Pedro Núñez Mosquera y los representantes de Colombia y Guatemala en su carácter de países latinoamericanos miembros del Consejo de Seguridad.

Como parte del esfuerzo de la diplomacia nacional en la difusión de la causa Malvinas, el embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, encabezará mañana la apertura del "Foro Malvinas en el Uruguay", que tendrá lugar en la Azotea de Haedo, en Punta del Este, y del que participarán personalidades uruguayas de reconocida trayectoria en la vida política, académica, cultural y empresarial.

Además, también en el ámbito exterior, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, respaldó el reclamo argentino por la soberanía del archipiélago a través de una red social.

“Las Malvinas es la causa de toda nuestra América. Ni un paso atrás, Argentina querida!”, escribió esta mañana tras recibir el agradecimiento de ciudadanos argentinos mediante Twitter.

La posición argentina sobre un peligro de "militarización" fue respaldada por los países participantes de la XI sesión de Presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que se desarrolló en Caracas, el fin de semana último.

En esa oportunidad, Nicaragua, Cuba, San Vicente y Granadinas, Mancomunidad de Dominica y Antigua y Barbuda, transmitieron a Timerman su decisión de impedir el ingreso a sus puertos a aquellas embarcaciones que lleven la bandera colonial de las Islas Malvinas, sumándose a la decisión de la Unasur.

Por otra parte, el presidente de la República Democrática de Timor-Leste, primer país descolonizado durante el siglo XXI, expresó hoy su apoyo al reclamo argentino de diálogo con el Reino Unido, y consideró que ese país "debería dar el ejemplo".

"Como miembro permanente y con derecho a veto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Reino Unido debería dar el ejemplo de cómo resolver conflictos de manera pacífica, como lo hizo con China por la devolución de Macao y Hong Kong", afirma el mandatario en un artículo que publica hoy Página 12.

"Resulta inadmisible que un país europeo, o de donde fuere, conserve colonias a decenas de miles de kilómetros de distancia, en especial cuando esta presencia se apoya en el poderío militar", dijo el mandatario en su editorial.

En este contexto, Ramos Horta cuestionó el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos cuando "viola o contradice el principio de integridad territorial de los países y naciones".