Buenos Aires. El argentino Grupo Clarín S.A. espera que un tribunal falle dentro de días para suspender una resolución gubernamental que ordena el cierre de Fibertel, la filial de Internet del grupo, señaló un ejecutivo de la empresa.

El viernes pasado, el gobierno de Cristina Fernández, acusó a Fibertel de operar sin una licencia y dio a Grupo Clarín un plazo de 90 días para cerrar el proveedor de servicios de internet. El gobierno señaló a los clientes de Fibertel que tendrían que buscar otro proveedor.

Sin embargo, Carlos Moltini, gerente general de Cablevisión, la empresa de Grupo Clarín que entrega acceso a Internet a través de Fibertel, sostuvo que la resolución del gobierno es falaz.

"El gobierno miente", dijo Moltini a un grupo de escritores de blogs locales, para luego añadir que la única explicación lógica es que la medida es un ataque en contra de Grupo Clarín y que no hay base legal para ella. Moltini indicó que la empresa espera que el tribunal falle rápidamente a su favor.

Un vocero del ministro de Planificación de Argentina, Julio De Vido, quien anunció los planes de cierre de Fibertel, no pudo ser contactado para recabar sus comentarios.