La intención del gobierno de emitir una declaración del Mercosur en contra del presidente francés, Nicolas Sarkozy, por sus declaraciones en la cumbre del G20, se vio frustrada luego de que Argentina le diera largas al asunto.

El viernes 4 de noviembre desde Cannes, donde se desarrollaba la cumbre del G20, Sarkozy la emprendió contra Uruguay acusándolo de ser un paraíso fiscal y amenazando con excluirlo de la comunidad internacional si no firmaba nuevos acuerdos de intercambio de información tributaria.

Las declaraciones del presidente galo no fueron solo contra Uruguay sino contra una lista de países considerados paraísos fiscales.

Ante esto, el presidente José Mujica intentó promover una declaración conjunta del Mercosur, contra los dichos de Sarkozy, pero los esfuerzos se vieron frustrados una vez que Argentina le dio largas al asunto, argumentando que debía analizar la propuesta, publicó este jueves el diario El País.

Uruguay ya contaba con el visto bueno de Brasil y Paraguay para emitir la declaración, pero ante la actitud de Argentina, optó por cambiar la pisada y ahora aguarda el pronunciamiento del G77, un grupo de países en vías de desarrollo, fundado en 1964, que integran los cuatro países del Mercosur y que actualmente preside Argentina. El G77 está conformado por 132 países.