Montevideo. Según dio a conocer el gobierno argentino, el diferendo con Uruguay por la instalación de la planta de UPM (ex Botnia) en Fray Bentos –ubicada en la frontera con Argentina-, le costó al país más de US$2 millones.

Los recursos totales que Argentina gastó en el transcurso de este diferendo fueron US$2.549.137,17, lo que representan 0,16 % de los presupuestos de la cancillería aprobados para los ejercicios 2006 al 2010.

Según informa el portal de la radio Máxima Online de Gualeguaychú, el gobierno difundió un documento en donde explica que esta suma incluye todos los gastos y honorarios de abogados y expertos externos, pasajes y viáticos de los funcionarios de Cancillería, y otros gastos como traducciones, impresión de documentos erogados por la Cancillería desde mayo de 2006 cuando la Argentina introdujo la instancia ante la Corte Internacional de Justicia, hasta la finalización de las audiencias orales el 2 de octubre de 2009, así como los desplazamientos a La Haya para asistir a la lectura de la sentencia.