Buenos Aires. La candidata del oficialismo en Argentina ganó este domingo unos comicios provinciales que inauguraron un año electoral en el que se espera que la presidenta de centroizquierda, Cristina Fernández, busque renovar su mandato.

Lucía Corpacci, representante del peronismo gobernante en Argentina, fue elegida nueva gobernadora de la provincia de Catamarca, que desde hace casi dos décadas era conducida por la Unión Cívica Radical (UCR), partido socialdemócrata opositor al Gobierno nacional.

"Las elecciones están ganadas", afirmó Corpacci en declaraciones por televisión en el final del domingo.

"Asumimos el compromiso que nos corresponde. Queremos una Catamarca con trabajo para todos, sin excluidos", agregó.

"Desde un punto de vista objetivo, (esta elección) no es muy relevante porque Catamarca es una provincia marginal, pero va a ser muy explotado a favor de la presidenta".

El triunfo oficialista representa un duro golpe para la UCR, que mantenía la gobernación provincial desde 1991.

Elecciones autónomas en 2011. Muchas provincias argentinas realizarán elecciones autónomas este año y los analistas siguen los resultados de cerca para evaluar la tendencia previa a los comicios nacionales de octubre del 2011.

"Desde un punto de vista objetivo, (esta elección) no es muy relevante porque Catamarca es una provincia marginal, pero va a ser muy explotado a favor de la presidenta", dijo a Reuters el analista político Manuel Mora y Araujo.

Mora y Araujo señaló que la campaña que hizo Cristina en Catamarca "contribuyó fuertemente" a la victoria de Corpacci y agregó Fernández está en un "buen momento en la opinión pública".

Según un informe de enero de la consultora Poliarquía, la presidenta Fernández -que aún no confirmó si buscará su reelección- goza de una tasa de aprobación del 51% a nivel nacional.