El gobierno argentino decidió este martes comenzar una investigación sobre un posible dumping en la importacion de trajes y sacos provenientes de China.

La medida, tomada por el Ministerio de Industria de Argentina, busca proteger a la industria local, investigación que también se extenderá a los hilados de polipropileno originarios de Brasil.

La batería de medidas dictadas por el Ministerio de Industria, a cargo de Débora Giorgi, se completa con una investigación antidumping contra los acondicionadores de aire (de hasta 6500 frigorías) provenientes de Tailandia, Malasia, Vietnam y Corea.

La investigación contra los trajes chinos ("para hombres o niños", se aclaró) fue iniciada a pedido de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), junto con las firmas Rosati, Rolmen, Rinaldi Confezione, Eufi y Confemas.

Según el informe elevado por la Dirección de Competencia Desleal, el margen de dumping determinado al inicio de la investigación asciende a 561%.