Buenos Aires. El jefe de la Armada Argentina fue relevado de su cargo, dijo este lunes el gobierno, que investiga quiénes decidieron enviar a Ghana el buque escuela de la fuerza naval que fue embargado por la justicia del país africano a pedido de tenedores de deuda argentina impaga.

La embarcación, un emblema de la Armada Argentina que recorría costas africanas con más de 300 tripulantes, quedó retenida luego que una corte ghanesa accedió a la petición del fondo NML Capital, que busca recuperar el valor de sus tenencias de bonos congelando bienes estatales.

El portavoz del gobierno argentino, Alfredo Scoccimarro, dijo que el vicealmirante Daniel Alberto Martín reemplazará al almirante Carlos Paz como jefe de la fuerza naval.

Previamente, el ministerio de Defensa pasó a disponibilidad a dos altos mandos de la Armada, uno de ellos por supuestamente haber modificado el itinerario original de la Fragata Libertad.

Uno de los militares pasados a reserva dijo recientemente en declaraciones públicas que la decisión de que el buque escuela de la Armada atracara en Ghana no fue exclusiva de esta fuerza, sino del conjunto del gobierno.

La Fragata Libertad, con una tripulación que incluye marinos chilenos y uruguayos, fue detenida en el puerto de Tema, Ghana, el 2 de octubre.

Argentina declaró un cese de pago de la deuda soberana hace una década y aún enfrenta demandas judiciales de tenedores de títulos incumplidos en cortes de Estados Unidos.

En un intento por destrabar la situación judicial, Buenos Aires envió a Ghana a los viceministros de Defensa y de Relaciones Exteriores, Alfredo Forti y Eduardo Zuain, respectivamente.

Argentina alega que, debido a su naturaleza militar, el buque no puede ser objetivo de acreedores debido a que goza de inmunidad soberana.

Pero en un fallo la semana pasada, la corte comercial en Accra, la capital de Ghana, dijo que Argentina renunció a la inmunidad cuando emitió los bonos.

Un abogado de NML Capital dijo que sus clientes estaban buscando una fianza de al menos US$20 millones antes de liberar el barco y que Argentina debía a sus clientes más de US$300 millones.

La Fragata Libertad estaba de visita en Ghana como parte de una gira por el occidente de Africa. Tenía previsto partir a Angola como próximo destino.