Buenos Aires. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, expresó este lunes su apoyo a la reelección de Ban Ki-moon, de visita en el país austral, para un segundo período como secretario general de Naciones Unidas.

Ban, ex ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, recibió anticipadamente garantías de apoyo de Estados Unidos y otros miembros clave del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Queremos decirle que estamos muy contentos de tenerlo aquí con nosotros, que vemos con beneplácito su reelección al frente de Naciones Unidas", dijo Fernández tras reunirse con Ban.

El secretario general de la ONU llegó a Buenos Aires luego de un accidentado viaje desde Colombia, donde también recibió apoyo del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Ban debió aterrizar en un aeropuerto a 800 kilómetros de la capital argentina, en la provincia central de Córdoba, debido al cierre de terminales locales por una nube de ceniza volcánica. Desde allí, viajó en autobús hasta Buenos Aires, previa parada en una gasolinera de la ciudad de Rosario donde desayunó alfajores, un típico dulce local.

Ban dijo que el viaje "en un autobús muy cómodo, fue hermoso realmente". Comentó que pudo "disfrutar del hermoso paisaje" y "disfrutar el viaje, relajarme y dormir".

Los secretarios generales de la ONU son electos por la Asamblea General de la ONU de 192 países, aunque en realidad son los cinco miembros permanentes con derecho a veto -Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos- los que deciden quién obtiene el puesto.

En su gestión, Ban apoyó la intervención militar de la OTAN en Libia y las manifestaciones a favor de la democracia en el norte de Africa y Oriente Medio.