Los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y su par de Bolivia, Evo Morales, firmaron este miércoles en el salón principal del hotel Gran Cochabamba, sede del encuentro bilateral, una serie de acuerdos económicos y de cooperación en distintos ámbitos.

El acuerdo, firmado entre Energía Argentina S.A (Enarsa) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), prevé la ampliación en el volumen de gas que se importa de Bolivia, por el cual se recibirán 16,3 millones de metros cúbicos en lo que queda de 2012, superando así la previsión de 13,6 para este año, mientras que en 2013 la cantidad alcanzará los 19,2 millones.

En principio, se rubricó una carta de intención para la compra de gas butano y propano entre Enarsa e YPFB a partir de la segunda gestión de 2014, mientras que seguidamente se hizo lo propio con el acuerdo de gas, sujeto a disposición y capacidad de transporte.

En ese sentido, la presidenta remarcó la gestión de YPFB y dijo que “constituye uno de los pilares de la política del gobierno del compañero Evo Morales que ha sido la de la Argentina también, que es agregar valor a nuestros productos en origen”.

También el ministro Julio De Vido y su par boliviana de Comunicación, Amanda Torres, firmaron el acuerdo para la planificación y ejecución de políticas mutuas en telecomunicaciones y energía, para cerrar con un convenio entre los cancilleres de ambos países, Héctor Timerman y David Choquehuanca por el cual existirá un reconocimiento mutuo de títulos de grado avalados por los respectivos ministerios.

“Firmamos además una carta de intención para el desarrollo de la TV Digital, nos comprometimos a enviar una delegación a Bolivia. Y también para desarrollar lo que hace a contenidos, de canales como Encuentro o Paka Paka, que pueden ser replicados en Bolivia”, señaló la mandataria argentina.

“Es muy importante para nosotros el logro de acuerdos de contenido económico, pero además reafirmar la necesidad de seguir articulando y profundizando los vínculos sociales y políticos y también la articulación económica de los distintos pueblos gobiernos y sociedades de la América del Sur”, enfatizó Cristina Fernández.

Cristina Fernández destacó el avance en la integración económica y reafirmó “la necesidad de seguir profundizando los vínculos políticos y sociales".

Además dijo haber mantenido “una excelente jornada de trabajo, primero con una reunión bilateral” con el presidente Evo Morales y “luego una ampliada con funcionarios”, y destacó la rúbrica “de acuerdos muy fructíferos para ambos países”.

Finalmente, Cristina Fernández y Evo Morales ratificaron los lazos de hermandad y cooperación a través de un comunicado conjunto.

Tras las palabras de la mandataria, su par boliviano resaltó "la constante solidaridad de Argentina hacia Bolivia", asegurando que "esa solidaridad sigue presente con Cristina, porque jamás me olvidaré que Néstor Kirchner me acompañó en los momentos difíciles".

"Tenemos que potenciar el intercambio comercial entre nuestros países y también lo referido a la integración, afortunadamente nuestros pueblos maduraron y, mientras antes venían de Estados Unidos a poner orden, hoy en día solucionamos solos nuestros problemas, como ocurrió en Paraguay", indicó.

El mandatario boliviano destacó también los acuerdos de cooperación alcanzados en la reunión bilateral y manifestó la voluntad de ambos países para "expandir los mercados internos" como parte de "las nuevas políticas económicas" que impidan "ser víctimas de la crisis del capitalismo".

"Esta tierra, la Pachamama, sigue dando más recursos naturales", afirmó Morales.

Paraguay. A la vez, al hacer referencia a la continuidad democrática en los países sudamericanos y la condena al golpe en Paraguay, Evo Morales insistió en el activo rol que jugó el ex presidente Kirchner en la integración.

Igualmente, resaltó que "ahora se intentan, en vez de golpes militares, golpes policiales", por lo que llamó a "defender todos la democracias".

Para cerrar, el presidente boliviano sostuvo que "es necesario seguir implementando políticas conjuntas para, como dice nuestro canciller (David Choquehuanca), Argentina y Bolivia podamos vivir bien".

Antes de emprender el regreso a la Argentina, la presidenta rindió homenaje a las Heroínas de la Coronilla (que refiere a un hecho bélico de la guerra de la Independencia en el Alto Perú), en una ceremonia realizada en el cerro San Sebastián, en donde estuvo acompañada por su par boliviano.

Allí la mandataria entregó una ofrenda floral en nombre del gobierno argentino en memoria de la resistencia llevada adelante por un grupo de mujeres ante el Ejército Realista en la guerra de la Independencia, al cumplirse el Bicentenario de la gesta.