La Paz. Además de otorgar facilidades a Bolivia para una salida al mar, el Protocolo firmado este martes entre los presidentes Evo Morales (Bolivia) y Alan García (Perú) abre las puertas para que la Armada boliviana pueda utilizar un puerto de atraque en Ilo, además de un espacio territorial destinado a militares en formación.

El denominado “Protocolo Complementario y Ampliatorio de los Convenios del Proyecto Playa Bolivia” consagra una cooperación más estrecha entre la Marina de Guerra del Perú y la de Bolivia, con la instalación de un anexo de la Escuela Naval de Bolivia en Ilo y con el ingreso de buques de la Armada boliviana para tales fines.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, anunció que el 6 de noviembre Bolivia comenzará la construcción del anexo.

“Aprovechando el aniversario de la Armada de Bolivia, el 6 de noviembre se hará una ceremonia acá en Ilo, donde se establecerá la piedra fundamental para la construcción del Anexo de la Escuela Naval de Bolivia”, afirmó.

Dijo además que, en el marco del convenio, la Armada peruana otorgará capacitación a los oficiales navales bolivianos. “Uno de los ámbitos entre ambos países es la cooperación militar y en un futuro se comprarán navíos para que los oficiales de la Armada boliviana tengan capacidad de navegar en el mar”, señaló la autoridad.

Con la firma del acuerdo, los presidentes renovaron y ampliaron por 99 años la zona franca industrial y turística concedida por Perú en el puerto de Ilo en 1992 y que ahora se denomina Mar Bolivia.

Con el pacto se amplía el área de la zona franca turística de 2 a 3,58 kilómetros cuadrados, donde se prevé que capitales bolivianos construyan un muelle con uso recreacional, deportivo y de pesca.

Asimismo, se acordó la construcción de 314 kilómetros de carreteras para unir Tacna con La Paz; y de otro tramo para unir Bolivia con Madre de Dios mediante la carretera Interoceánica. Estos trabajos se iniciarían en el transcurso del próximo año, a efectos de multiplicar el impacto económico de las medidas dispuestas en el ámbito comercial, informó este martes la agencia peruana de noticias Andina.

El Protocolo también otorga a Bolivia la posibilidad de ampliar la capacidad operativa del puerto, para el atraque de buques de gran calado, en función de las demandas de las exportaciones bolivianas, especialmente de los minerales. Esto, según se añade en el documento, permitirá la instalación de industrias bolivianas para el mercado externo, donde la mercadería contará con depósitos francos para su almacenamiento.

Acuerdo sobre el uso de aguas. Se establece por primera vez en la historia de la relación bilateral un acuerdo y la decisión de establecer un régimen de aprovechamiento de las aguas de los ríos internacionales contiguos y sucesivos de manera equitativa y sustentable en beneficio de las poblaciones, especialmente de agricultores y ganaderos, asentados en la ribera de los ríos Suches, Maure-Mauri y Desaguadero. No se efectuarán usos unilaterales de las aguas de los ríos internacionales de uso contiguo y sucesivo que compartan ambos países y se respetarán las normas internacionales.

Estudio para la inversión. El ministro de Economía, Luis Arce, informó que el gobierno acudirá a un organismo internacional para realizar un estudio y determinar el nivel de inversiones que requiere poner en marcha el proyecto Mar Bolivia.

“Hay que hacer un estudio con ayuda de un organismo internacional, que podría ser el Banco Interamericano de Desarrollo u otro, para que luego del estudio se cuantifique la inversión y en función de esa cuantificación el Estado boliviano o el empresariado podría realizar una inversión (en Mar Bolivia)”, explicó.

La autoridad llamó al empresariado privado a invertir en esta zona. “Son varios temas que se pueden aprovechar; turismo, infraestructura hotelera, transporte marítimo y turístico, son varios temas que los empresarios pueden inscribir en su agenda”.

Arce explicó que Bolivia aprovecha los puertos del norte chileno para la importación y la exportación por el puerto de Ilo. “Las facilidades del puerto que se construirá acá (Ilo) pueden significar un cambio de dirección”, dijo.

Niega una salida soberana. El presidente del Senado de Chile, Jorge Pizarro, ratificó este martes la negativa de su país a dar a Bolivia una salida soberana al mar. Indicó que Chile ofrece a Bolivia las mayores facilidades para que utilice sus puertos para el tráfico de sus importaciones y exportaciones, y está dispuesto a ampliar y mejorar ese acceso.

Bolivia, añadió, plantea una salida soberana, que Chile no acepta darle, pero tal demanda no puede ser absoluta y debe en cambio dejar espacio a soluciones intermedias e imaginativas.

Pizarro hizo la declaración en una jornada en la que los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Alan García, se reunieron en el puerto de Ilo para firmar acuerdos que amplían las facilidades de acceso, concesiones portuarias y zonas francas y turísticas otorgadas en 1992.

En una declaración previa a la cumbre, el Presidente de Perú sostuvo que su país "no puede vivir a espaldas de Bolivia y menos dejar de asistir y ayudar a un hermano suramericano”, según reporto la red Erbol.