Bogotá, Xinhua. La Armada Nacional de Colombia, atendiendo la orden del presidente Juan Manuel Santos, mantiene hoy varios navíos desplegados en aguas del Caribe que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) otorgó a Nicaragua el pasado lunes en un fallo.

El comandante de la Armada colombiana, almirante Roberto García, aseguró que el mandatario les impartió tres instrucciones sobre su accionar en la zona fronteriza con Nicaragua.

"El gobierno me ha dado instrucciones en tres directrices, la primera es mantener la soberanía en toda la jurisdicción marítima colombiana como históricamente se ha conocido, es decir, desde hace 200 años hasta tanto no se culminen los recursos que tiene el Estado y hasta tanto no se me ordene lo siguiente, permaneceremos en toda la jurisdicción marítima colombiana", sostuvo.

De acuerdo con el oficial las órdenes fueron mantener la soberanía en la frontera con el país centroamericano, proteger a los colombianos que estén en esa zona, especialmente a los pescadores, y combatir el narcotráfico.

El oficial indicó este miércoles que sus hombres están protegiendo 20 embarcaciones en las que unos 300 hombres realizan faenas de pesca en esa zona, que el lunes la Corte de La Haya le otorgó a Nicaragua, especialmente en el sitio conocido como "La Esquina", muy rico en langostas.

García no especificó que tipo de despliegue mantiene la Armada en esas aguas, pero advirtió: "tenemos suficientes unidades para poder atender estas tres directrices de soberanía, de seguridad y de lucha contra el narcotráfico".

El alto oficial aseguró que esas naves permanecerán en la zona hasta que se aclaren plenamente los alcances del fallo que emitió el alto tribunal de La Haya y cuyo texto sigue siendo objeto de análisis por parte del gobierno colombiano.

El presidente Santos anunció la víspera la posibilidad de decretar el estado de emergencia económica para el insular departamento de San Andrés y Providencia tras conocerse el fallo que despojó de unos 100.000 kilómetros cuadrados de mar al país sudamericano y se los entregó a Nicaragua.

Reiteró que la CIJ "cometió errores graves" luego de que emitiera una sentencia que extiende la frontera marítima de Nicaragua en el mar Caribe, aunque reconoció la soberanía de Colombia sobre todos los cayos del departamento de San Andrés.