Excelsior.com.mx. El movimiento #YoSoy132 ya tiene todo listo para la gran fiesta que dará este sábado en el Zócalo de la Ciudad de México, en la que una decena de bandas de rock en español se unieron a la causa de estudiantes y, sin fines de lucro, tocarán ante miles de jóvenes que luchan por unas elecciones presidenciales más democráticas.

En el programa están Julieta Venegas, Real de 14, San Pascualito Rey, Luz de Riada, Torre Blanca, Simplifires, Descartes A Kant, Vicente Gayo, Sonidero Meztizo, Tex Tex y Liran’ Roll. La cita para el Concierto por la paz y la democracia #Yo-Soy132 será de las 4:00 a las 9:00 horas.

Molotov y Natalia Lafourcade no podrán estar en el concierto como se tenía previsto desde un inicio. De hecho, ya había circulado, a través de redes sociales, propaganda del evento con una fotografía de los cantantes de Voto Latino.

El movimiento #YoSoy132 aseguró que la ausencia de Molotov no se debía al intento de lucro con este concierto, como se había rumorado en la red, pues la razón era que la logística que pedían superaba a la que podían ofrecer los organizadores.

Asimismo, Camila Vallejo, líder estudiantil chilena, pidió al movimiento un espacio en este evento para hablar y solidarizarse con los jóvenes mexicanos.

“Es un festival de alegría, familiar; para el abuelo 132; el padre 132”, dijo en conferencia de prensa, Antonio Jiménez, universitario de La Salle e integrante del movimiento.

Aunque la diversión será el ingrediente principal de hoy, para mantener el discurso reflexivo y político del movimiento, los artistas aliados prepararon ocho intervenciones de diez minutos durante el evento. También las escuelas audiovisuales, como el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y el Centro de Capacitación Cinematográfica proyectarán videos que crearon exclusivamente para este día.

“Es un concierto humilde, nada que ver con los conciertos masivos que usualmente se presentan en el Zócalo, pero el objetivo es transmitir nuestro mensaje en favor de un voto informado y razonado, que va más allá de una producción de tres o cuatro millones de dólares,”, afirmó Saúl Alvidrez, estudiante del Tecnológico de Monterrey Santa Fe.

La logística y la producción requerida para el concierto han sido orquestadas por el Gobierno del Distrito Federal, el movimiento y los músicos que se sumaron.

Tanta ha sido la proyección de los estudiantes que han recibido apoyo de artistas internacionales, como del propio Enrique Bunbunry.

En estas dos semanas que restan para que los mexicanos salgan a votar, #YoSoy132, además del concierto, tiene una agenda bastante llena para pronunciarse en favor de la democracia. El martes, por ejemplo, ya tiene preparado el debate entre los candidatos presidenciales.

Este viernes, una comisión de estudiantes de diversas universidades (creada hace cuatro días para atender el tema del debate) detallaba cuáles serían los temas y el formato.

Hasta ahora se sabe por gente de Derechos Humanos, que la sede del debate será en las instalaciones de la propia Comisión del Distrito Federal, ubicada en la colonia Florida. También que YouTube autorizó transmitirlo en directo y Google prestó una de sus plataformas para la difusión.

A pesar de que el candidato priista ya confirmó que no asistirá a este encuentro, porque el movimiento ha expresado abiertamente su rechazo hacia él, los líderes de #YoSoy132 pidieron a Enrique Peña Nieto que reconsidere su decisión y garantizaron hacer los mismos o similares cuestionamientos para todos los contendientes, además de ofrecerle un ambiente cómodo.

Piden ir más allá del 1 de julio. Aunque la dirigente estudiantil de Chile, Camila Vallejo Dowling, señaló que el movimiento #YoSoy132 es quien debe determinar su organización y liderazgo, consideró que debe ir más allá de las elecciones del 1 de julio, con el fin de que logre integrar a otras agrupaciones sociales y propongan una alternativa a las deficiencias que hay en las instituciones públicas.

En su segundo día de actividades en la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, la estudiante de Geografía de la Universidad de Chile consideró que la energía de la juventud no puede reducirse a manifestaciones en las calles, sino que tienen que ser apoyadas por otras asociaciones o grupos para articular una transformación social efectiva, de modo que el movimiento #YoSoy132 debe trascender la coyuntura electoral y seguir unido por otras causas sociales.

“Después de las elecciones me imagino que tendrán que seguir construyendo y, evidentemente, cualquier transformación no va a pasar simplemente por un movimiento por la juventud, va a pasar en la medida que los sindicatos, las organizaciones estudiantiles y diversos movimientos se constituyan en una plataforma común, capaz de proponer una alternativa y estar dispuesta a la confrontación”, subrayó.

Considerada como la chilena más famosa de 2011, a sus 24 años de edad está convencida de que los jóvenes son un motor que puede impulsar a toda la sociedad, a que tome conciencia de las desigualdades y, entonces, apoye los movimientos que buscan la verdadera democracia.

Durante su participación en el Foro Universidades Públicas en América Latina: el debate necesario, Vallejo lamentó que los movimientos sociales en esa región no logren avanzar, pese a que han puesto en jaque a los gobiernos.

“Eso es fatal. Grandes movimientos que marcan la historia, que son muy bonitos, pero no logran hacer transformaciones profundas, porque después se marginan al no ver cómo avanzar”, comentó.

Los rayos del sol de las 14:00 horas se ensañaban entre los asistentes que no tenían forma de conseguir sombra; algunos llevaban sombreros, otros usaron carteles y unos se quitaron las pashminas de sus cuellos para taparse la cabeza; todo con tal de escuchar las palabras de la joven comunista.

Acusan abuso de autoridad. Desde las ocho de la mañana, Diana Ponce Rosas, a través de su cuenta de Facebook, tranquilizaba a familia y amigos. Les informaba que por fin estaba en casa y bien. La inquietud de la mayoría era porque en las redes sociales se enteraron que integrantes del PRI pidieron a los policías municipales que la arrestaran, junto con otros dos compañeros de la UNAM, simplemente por pegar propaganda del movimiento #YoSoy132, en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México.

“Hola a todos!! yo (Diana Ponce) y mis dos compañeros, Gerardo Juárez y Antonio Bautista, integrantes del movimiento #YoSoy132, ya nos encontramos en casa después del largo proceso para poder levantar la denuncia”, decía a través de Facebook, donde aparece como Diony Rosas.

El jueves por la noche, Diana indagaba en dónde estaban sus compañeros; Gerardo Juárez y Antonio Bautista estaban detenidos en los separos del palacio municipal de Tlalnepantla; la comunidad estudiantil organizaba por la red una marcha (ayer a mediodía) en el ayuntamiento para condenar estos hechos.

A la marcha llegaron los tres estudiantes, Diana, Gerardo y Antonio a expresar, ante 200 personas, su versión: el hermano del presidente municipal de Tlalnepantla, Alberto Ugalde, dijeron, era el responsable de haber llamado a los policías para detenerlos y que viajaba en la camioneta con placas MEN4927.

“Llegamos al Teatro Santa Cecilia, que ahora es un sindicato y dos sujetos con insignias del PRI (entre ellos Ugalde), que al ver que colocábamos esto (propagan de #YoSoy132) nos comenzaron a seguir, nos tomaron fotos y nos dijeron que nos fuéramos porque iba a valer madres.”

Ponce afirmó a Excélsior que este viernes colocó dos denuncias por agresión en contra de las autoridades municipales.