El cardenal cubano Jaime Ortega elogió este domingo los “cambios” emprendidos por el gobierno de Raúl Castro en Cuba y el clima de diálogo que permitió la peregrinación por la isla de la Virgen de la Caridad del Cobre, la primera en 52 años de gobierno comunista.

“Esto es parte del ambiente nuevo de cambio que hay en Cuba”, declaró a la prensa Ortega, quien encabezó la procesión y los festejos por la llegada de la imagen de la Patrona de Cuba al pueblo de Madruga, 65 kilómetros al este de la capital.

El cardenal, también arzobispo de La Habana, destacó los cambios que realiza el Gobierno en “educación” y “economía”, así como en la eliminación de “concepciones ideológicas un poco viejas”.

“Se respira un ambiente de cambio (...) sentimos un momento donde no hay esas confrontaciones” entre la Iglesia y el Estado comunista, y “esperamos y pedimos a la Virgen de la Caridad que continúen”, añadió.

Ortega subrayó que durante el recorrido, que comenzó el 8 de agosto de 2010 en Santiago de Cuba (sureste) y concluirá en La Habana el 30 de diciembre, la Virgen lleva “un mensaje de paz, fraternidad y reconciliación entre todos los cubanos, sin tener en cuenta ideologías, pertenencias o si están o no en Cuba”.