Santiago. El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, en su tradicional mensaje de Pascua de Resurrección, expresó que en Chile existe una "espiral de desconfianza", que provoca tensión en el país.

Refiriéndose al momento que vive el país en la actualidad, el religioso manifestó que "en Santiago y en Chile tenemos muchísimo que agradecer en diversos campos de la vida del país, más aún si nos comparamos con otros países cercanos o lejanos que son probados por la guerra, el hambre y la miseria. Sin embargo, entre nosotros, en la vida cotidiana, más que la gratitud, aparece una sensación de incomodidad, de insatisfacción".

Al preguntarse a qué podría deberse esta situación, el arzobispo responde que "no es el momento para hacer un análisis más pausado. Pero, una de las razones, lo creemos, es que vivimos tiempos complejos dominados por una especie de espiral de desconfianza".

Agregó que "se desconfía de la autoridad, se desconfía de las instituciones, se desconfía de las buenas intensiones y hasta de la viabilidad de los proyectos propios. Esta desconfianza tensiona la vida familiar, nos aleja de nuestro prójimo y crea barreras entre grupos y sectores".

Ezzati afirma que "por esta razón, el diálogo que necesitamos para solucionar nuestras querellas se ve interrumpido y cortado, ensombrecido. Lo peor, es que este ambiente insatisfecho se presta para que aparezcan nuevas formas de violencia anárquica, siempre fratricida, que de una manera real o simbólica busca destruir al adversario o simplemente al que no piensa como yo. Lo hemos experimentado cruelmente en diversas formas de intolerancia y de discriminación".

"La gran mayoría de nosotros ve esta realidad con una enorme preocupación para la viabilidad del presente y del futuro de nuestra convivencia", añadió.

Lea además en La Nación.cl: Via Crucis: En Villa Grimaldi piden a Ezzati apoyar Ley Antidiscriminación