Quito. Una comisión de la Asamblea de Ecuador entregó este jueves al legislativo un polémico proyecto de ley de comunicación que deberá ser debatido en el pleno y que propone la creación de un Consejo de Comunicación que regulará y supervisará a los medios.

El proyecto, que pretende garantizar el ejercicio y la vigencia de los derechos a la comunicación y la libertad de expresión, recibió el voto favorable de seis asambleístas de los once que conformaron la comisión.

Asambleístas opositores al proyecto oficialista han criticado el texto, especialmente por la conformación del Consejo de Comunicación que sugiere.

El ente tendrá siete miembros de los cuales dos serán designados directamente por el presidente de la República, mientras que los cinco restantes serán nombrados por la ciudadanía, a través del Consejo de Participación Ciudadana, las facultades de comunicación y por el Consejo de Igualdad.

El organismo, sin embargo, no tendrá la potestad de castigar a medios de comunicación ni periodistas, tal como se propuso al inicio de los debates para la creación de la ley.

El proyecto de comunicación permitirá al Estado, entre otras cosas, contar con espacios gratuitos de información en medios audiovisuales para transmitir cadenas nacionales, o para difundir información de temas de interés nacional.

El presidente de la Asamblea fijará en los próximos días la fecha para iniciar el debate de la ley que deberá contar con al menos 63 votos de los 124 asambleístas para ser aprobada.

Venezuela y Argentina han aprobado leyes de regulación y control de medios en sus respectivos países, en medio del rechazo y cuestionamiento de varios sectores dentro de esas naciones como de organismos mundiales que velan por la libertad de expresión.

Medios privados, a los que Correa acusa de difundir información inexacta sobre su gestión, han desarrollado una campaña para rechazar el proyecto de ley.