Franja de Gaza. La cifra de muertos por disparos del Ejército israelí en las protestas de Gaza contra el traslado de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén subieron a 52, dijeron en un nuevo balance funcionarios del ministerio de Salud.

Esta es la mayor cifra de muertos palestinos en un solo día desde que comenzó la "Gran Marcha del Regreso" en la frontera con Israel el 30 de marzo y desde la guerra de Gaza del 2014. Hasta la fecha suman 106 los fallecidos.

Funcionarios de salud dijeron que 900 palestinos resultaron heridos en las protestas, unos 450 de ellos producto de las balas.

 

 

Decenas de miles de manifestantes llegaron este lunes a la frontera terrestre del enclave costero, algunos de los cuales se acercaron a la valla israelí, algo que los líderes del Estado judío habían prometido que no permitirían.

Los manifestantes, algunos armados con hondas, lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes, que respondieron con gases lacrimógenos y disparos.

"Hoy es el gran día cuando cruzaremos la valla y le diremos a Israel y al mundo que no aceptaremos estar ocupados para siempre", dijo Ali, un profesor de ciencias de Gaza que prefirió no dar su apellido. "Puede que muchos sean martirizados hoy, demasiados, pero el mundo escuchará nuestro mensaje. La ocupación debe terminar", afirmó.

Las autoridades sanitarias palestinas han pedido a su contraparte en Egipto que envíe a los hospitales de la Franja de Gaza medicinas y material médico de emergencia, así como equipos especializados en cirugía vascular, ortopedia, anestesia y cuidados intensivos, y han solicitado también que se autorice la salida de heridos para ser atendidos en centros especializados.

 

Líderes israelíes y una delegación estadounidense -que incluye al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y a la hija y al yerno del presidente Donald Trump, Ivanka Trump y Jared Kushner- asistirían a la apertura de la embajada, trasladada de Tel Aviv a Jerusalén en una controvertida decisión.

"Un gran día para Israel", dijo en Twitter el presidente estadounidense, que avivó la ira árabe al reconocer la disputada Jerusalén como la capital de Israel en diciembre.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hizo eco de las palabras del mandatario estadounidense.

"Hoy es un día emotivo para el pueblo de Israel y para el Estado de Israel", escribió Netanyahu en Twitter, pero su homólogo palestino, Rami Hamdallah, indicó que el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel en diciembre y el traslado de su embajada son "violaciones flagrantes de la ley internacional".

*Con información de Reuters y El Observador de Uruguay.