Seúl. Corea de Norte está cavando un túnel en su sitios para pruebas nucleares preparándose para conducir una tercera prueba nuclear para marzo, reportó este miércoles un diario en momentos en que Corea del Sur se prepara para su mayor ejercicio de defensa civil en años.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Corea del Sur han estado vigilando las instalaciones nucleares norcoreanas en busca de actividad de esta naturaleza.

El Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano dijo que está vigilando el sitio, pero hizo notar que no hay evidencia concreta que demuestre que los norcoreanos se están preparando para una tercera prueba nuclear.

La cantidad de tierra removida desde el sitio en el municipio de Punggye, en una región nororiental del país, indica que el túnel tiene unos 500 metros de profundidad, la mitad de lo que se necesita para realizar una prueba nuclear, reportó el diario surcoreano Chosun Ilbo.

"Corea del Norte está cavando con fuerza cuando hace suficiente frío para congelar la tierra en sus dos principales instalaciones nucleares", indicó un funcionario de inteligencia según una cita divulgada.

"A esta tasa, (el túnel de Punggye) alcanzará el kilómetro que necesita para una prueba nuclear entre marzo y mayo", señaló otra fuente de inteligencia al diario.

Corea del Norte también está acelerando las obras adicionales en su principal complejo nuclear de Yongbyon, donde reveló el mes pasado una instalación de enriquecimiento de uranio previamente desconocida, dijeron fuentes de seguridad según citas divulgadas por la publicación.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur declinó confirmar los detalles del reporte, pero dijo: "Nada ha sido confirmado que pruebe que Corea del Norte se esté preparando para conducir una prueba nuclear".

El reporte coincidió con los preparativos para el mayor ejercicio de la defensa civil de Corea del Sur en los últimos años a las 0500 GMT. El ejercicio involucra detener el tráfico y realizar una evacuación masiva a refugios contra bombas.

Las tensiones en la península aumentaron dramáticamente después de que Corea del Norte lanzó decenas de ronda de proyectiles de artillería con una isla surcoreana a fines de noviembre, matando a cuatro personas. Dijo que el Sur provocó el incidente al disparar artillería primero contra el Norte,. una acusación que Seúl niega.

Analistas dicen que la revelación de una moderna instalación de enriquecimiento de uranio por parte de Corea del Norte y los preparativos para otra prueba nuclear podrían ser tretas para llevar a los poderes regionales de regreso a la mesa de negociaciones.