Lima, Andina. La Cumbre de Jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a realizarse en Lima el 28 de julio, es una gran oportunidad para que el presidente electo de Perú, Ollanta Humala, reimpulse el proceso de integración regional, expresó el embajador Javier Arias Stella.

“El sentido de su mensaje (de Humala) ha sido el de integración, porque ha comenzado haciendo una gira a los países vecinos mostrando el interés por mantener más fortalecida la relación con ellos”, destacó.

El anuncio de la Cumbre de Unasur fue realizado por la secretaria general del bloque, María Emma Mejía, en el marco de la cuarta reunión del Consejo de Seguridad de la Unasur, que se realiza en Quito.

"Sobre los temas, el presidente Humala sabrá explicarlos mejor y él extenderá la invitación oportunamente", manifestó Mejía.

Al respecto, Arias Stella refirió que Perú, como país anfitrión e integrante de la Unasur, debe propiciar la continuidad de las acciones tomadas por el bloque regional en materia de cooperación en diversos aspectos e impulsar nuevos acuerdos.

Unasur trabaja actualmente, entre otros aspectos, en la aprobación de un protocolo de paz, seguridad y cooperación, y en políticas sobre la biodiversidad de la región.

El embajador destacó que las decisiones que se adopten durante la cumbre presidencial tendrán mayor relevancia por darse en el marco de un acto de consagración democrática, como es el juramento de un nuevo mandato elegido por el pueblo.

El embajador dijo que la cumbre presidencial de Unasur le dará un realce y un significado especial a la ceremonia de asunción de mando del Jefe del Estado electo.

Esta cumbre sustituye a la que se tenía programada en Isla Margarita (Venezuela), el pasado 5 de julio, pero que fue suspendida debido al delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez.

La Unasur, cuya sede está en Quito, se encuentra conformada por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.