Un juez y un abogado fueron asesinados este viernes en dos ataques criminales ocurridos en los municipios de Iriona y San Pedro Sula, en la región norte de Honduras.

El crimen contra un juez de los Juzgados de Paz de Iriona fue perpetrado alrededor de las 9:40 AM en el centro de la ciudad de Tocoa, en el departamento de Colón, en el norte de Honduras. La víctima fue identificada como Lenin Castañeda, quien caminaba por el centro de la ciudad cuando fue atacado por unos hombres armados que le dispararon a matar.

El profesional del derecho participó el pasado fin de semana en las elecciones que realizó el Colegio de Abogados de Honduras (CAH) para elegir a sus nuevas autoridades.

Al lugar del asesinato se hicieron presentes varios abogados que lamentaron el crimen contra su colega.

Fuentes policiales informaron que el juez era hijo de Adolfo Castañeda, fundador del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA).

Segundo abogado asesinado. Por otra parte, el abogado José Nicolás Bernardez fue asesinado dentro de su camioneta alrededor de las 8:30 AM cuando se conducía por el barrio Cabañas en San Pedro, en el departamento de Cortés.

El profesional del derecho murió de forma instantánea dentro de su vehículo. En ninguno de los casos se conoce el móvil del crimen y la identidad de los homicidas. En los últimos diez años, más de 90 abogados han sido asesinados en Honduras.