El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha insistido con una legislación sobre el control de armas en la unión americana, aunque diferentes sectores se oponen de manera férrea a esta propuesta que además permanece respaldada en la segunda enmienda de la constitución norteamericana.

Obama insistió, con un semblante serio, en la escasa legislación al respecto durante el discurso en el que condenó el tiroteo en una iglesia afroamericana de Charleston, en el que murieron nueve personas.

En esa ocasión, Obama lamentó tener que pronunciar ese discurso en innumerables ocasiones que la violencia con armas de fuego ha protagonizado casos de violencia que han ocurrido en el país porque no existe un control de armas.

Uno de los factores que han detenido el debate sobre el control de armas, son los números que se desprenden de la posibilidad que otorga la constitución de Estados Unidos de poseer armas de fuego en domicilios particulares.

El ataque ocurrió alrededor de las 6:45 a.m. en Bridgewater Plaza en el condado Franklin cuando la reportera Alison Parker entrevistaba a Vicki Gardner, una funcionaria de desarrollo económico, sobre las festividades del 50 aniversario de Smith Mountain Lake, un destino turístico local. Gardner también resultó herida. El sospechoso fue identificado como Vester Lee Flanagan II, también conocido como Bryce Williams de 41 años, residente en Roanoke, dijo Becky Coyner de la policía del condado de Augusta. El agresor filmó la escena en la que los mata y difundió dos videos en sus cuentas de Twitter y Facebook.

En 2012 se estimaba que las ganancias que la industria generaba en Estados Unidos ascendían a los US$6.000 millones, según un estudio de la firma Hoovers. Un negocio que genera al menos anualmente 209.750 empleos y deposita unos US$9.800 millones por concepto de sueldos en los hogares americanos, según National Shooting Sports Foundation, .

Al menos un 47% de los estadounidenses dicen tener armas de fuego en casa, mientras que el gobierno federal de aquel país calcula que hay alrededor de 310 millones de armas de fuego en Estados Unidos de las cuales sólo 131.806 están registradas.

La mañana de este miércoles 26 de agosto, una reportera de televisión y su camarógrafo fueron asesinados a balazos, durante una transmisión en vivo del canal de televisión WDBJ-TV, en un centro comercial en Virginia por un pistolero al que se describió como un empleado de la emisora disgustado.

El siguiente video contiene imágenes que pueden ser consideradas perturbadoras se recomienda discreción.

El ataque ocurrió alrededor de las 6:45 a.m. en Bridgewater Plaza en el condado Franklin cuando la reportera Alison Parker entrevistaba a Vicki Gardner, una funcionaria de desarrollo económico, sobre las festividades del 50 aniversario de Smith Mountain Lake, un destino turístico local. Gardner también resultó herida.

El sospechoso fue identificado como Vester Lee Flanagan II, también conocido como Bryce Williams de 41 años, residente en Roanoke, dijo Becky Coyner de la policía del condado de Augusta.

El agresor filmó la escena en la que los mata y difundió dos videos en sus cuentas de Twitter y Facebook.