Buenos Aires, Andina. Mario Vargas Llosa, en su presentación en la inauguración de la Feria del Libro de Buenos Aires, consideró imposible calificar a una dictadura de liberal, ya que dicha doctrina tiene como base a la libertad.

“Asociar una dictadura con el liberalismo es una obscenidad”, declaró tajante, añadiendo que él se opone a cualquier dictadura de cualquier signo “hasta del Cristo Rey”.

“Yo he combatido toda mi vida las dictaduras porque soy un liberal”, mencionó.

El Nobel peruano consideró que todas las dictaduras son iguales al oprimir las libertades.

Vargas Llosa se alegró que cada vez esté más en retroceso los gobiernos autoritarios en América Latina, lo que esperó que fuera una señal de la adopción de las doctrinas liberales. “Es la doctrina no probada aún en la región”, mencionó.

Asimismo, ratificó que la libertad se ejerce criticando lo que uno considera errado. “La libertad hay que ejercerla”, sentenció.

Comentó que sus declaraciones sobre Argentina, país en el que hubo una gran polémica por la invitación a ser el personaje principal de la Feria del Libro, se deben más que nada a su afecto hacia este país.

“Argentina era el ejemplo de todos los latinoamericanos, era un país del primer mundo”, mencionó.