Estocolmo. Julian Assange temía que Suecia lo entregase a Estados Unidos, para ser encarcelado de por vida, si regresaba al país nórdico a enfrentar acusaciones de violación, dijo este jueves su abogado, después de que Ecuador le otorgase asilo al fundador de WikiLeaks.

Assange, de nacionalidad australiana, ha estado refugiado en la embajada de Quito en Londres por ocho semanas luego de perder una batalla legal para evitar ser extraditado a Suecia, donde se le requiere para ser interrogado por cargos de violación, violencia sexual y coerción ilegal.

Per Samuelsson, abogado que representa a Assange en Suecia, dijo que su cliente se sintió aliviado por la decisión de Ecuador de prestarle asilo, porque sentía que Estocolmo terminaría entregándolo a Estados Unidos.

Las autoridades de Washington están enfurecidas con Assange por la filtración que hizo su sitio web WikiLeaks de cientos de miles de secretos militares y cables diplomáticos.

"¿Quién querría pasar el resto de su vida en la cárcel, especialmente si fue resultado del trabajo que ha hecho como periodista?", preguntó Samuelsson.

"(Assange) ha buscado asilo político con el fin de eliminar el riesgo de pasar el resto de su vida encarcelado en Estados Unidos", dijo el abogado en entrevista telefónica con Reuters. "No se niega a ser interrogado por la policía sobre lo que pasó en Suecia", agregó.

Samuelsson sostuvo que no creía que Gran Bretaña concretara la amenaza de romper la inmunidad diplomática de la embajada de Ecuador para poder entrar y arrestar a Assange.

Agregó, no obstante, que Londres estaba en una situación imposible al verse obligado a ejecutar la orden de arresto internacional respetando al mismo tiempo la decisión de Ecuador.

"Es importante que los tres países cooperen para encontrar una solución (...) que funcione para todos", afirmó.

Samuelsson agregó que la forma más obvia de poner fin al problema era que los fiscales suecos viajaran a Londres e interrogasen a Assange en la embajada de Ecuador.

Marianne Ny, la fiscal a cargo, rechazó esa sugerencia en julio, pero Samuelsson dijo que la decisión de Quito había cambiado el escenario.

"Ahora la pelota está en el lado de la fiscalía sueca", dijo. "Suecia podría revocar la orden de arresto europea y entonces Assange podría ir a Ecuador, donde no estaría al alcance de Estados Unidos", agregó.