Brasilia. El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, fue atacado con un cuchillo durante un acto de campaña, dijo este jueves su hijo Flavio, quien destacó que el político está bien.

Bolsonaro, quien fue herido en el abdomen, está en el hospital recuperándose de una herida que fue "solo superficial", dijo su hijo.

"Jair Bolsonaro sufrió un atentado en Juiz de Fora, una cuchillada en la región del abdomen. Gracias a Dios, fue apenas superficial y él se halla bien", escribió en Twitter Flavio Bolsonaro

El canal de televisión Globo TV mostró imágenes de Bolsonaro en medio de una multitud en Juiz de Fora, en Minas Gerais, cuando fue apuñalado.

Un vídeo muestra el momento del ataque. Bolsonaro era cargado en los hombros por simpatizantes cuando sufre la cuchilla e inmediatamente lleva la mano al abdomen con expresión de dolor.

Otro de los vídeos muestra a Bolsonaro siendo cargado por partidarios después de sufrir el golpe mientras sostenía lo que aparecía ser un papel sobre el lugar de la herida.

La policía de Juiz da Fora dijo a Reuters que había arrestado a un hombre que, según dicen, llevó a cabo el ataque, pero que aún no conocía su identidad. El candidato fue trasladado al hospital Santa Casa, de Juiz de Fora.

Bolsonario, favorito en las encuestas, enfrenta un juicio ante la Corte Suprema por incitar al odio en medio de la campaña cuando en un evento público incitó a "fusilar" a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT).

El candidato es un excapitán del Ejército de 63 años, defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985) y se ha caracterizado por comentarios racistas y xenófobos. Hace campaña con propuestas de liberalización del porte de armas para combatir la delincuencia y desmarcándose de una clase política ampliamente tocada por los escándalos de corrupción.

En la más reciente encuesta de Ibope publicada este jueves, Bolsonaro registró un 22% de la intención de voto en el escenario de una primera vuelta. El derechista aparece de primero en todos los sondeos en los que Lula da Silva no figura como candidato.

Pese a que vencería en la primera vuelta, el diputado ultraderechista, perdería contra cualquiera de sus principales adversarios en la segunda vuelta, programada para el 28 de octubre en caso de que ningún candidato supere el 50% en la primera.

Fernando Haddad, quien probablemente será el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores en sustitución de Lula, dijo que el ataque era una "vergüenza" y un "horror". El rival de izquierda Ciro Gomes expresó en Twitter su indignación por la violencia política.

*Con información de Reuters, El Espectador y Twitter.