Berlín. Un grupo de varios atacantes planeaba hacer estallar varios explosivos en un estadio de fútbol de Hannover durante el suspendido partido amistoso que iban a disputar el martes las selecciones de Alemania y Holanda, informó el diario Bild.

El medio dijo que había obtenido una copia de un documento del servicio de inteligencia nacional de Alemania entregado el martes al ministro del Interior, Thomas de Maiziere.

Sobre la base de la información de un servicio de inteligencia extranjero, el documento detalla cómo un grupo de atacantes planeaba hacer estallar varios explosivos en el estadio de Hannover, así como una bomba en el centro de la ciudad.

Los atacantes tenían planeado ingresar los explosivos al estadio en una ambulancia, dijo Bild citando el documento. Después de la medianoche, otro ataque estaba planeado en la estación de trenes de Hannover.

El primer ministro del estado de Baja Sajonia dijo el miércoles que funcionarios alemanes tenían indicios concretos de una amenaza de seguridad que los llevó a suspender el partido Alemania y Holanda, al que estaba previsto que asistiera la canciller Angela Merkel.

El Ministerio del Interior no hizo comentarios inmediatos sobre los detalles del informe de Bild, pero el ministro De Maiziere dijo en una conferencia de prensa que "las señales que llamaban a suspender el partido eran inevitables. Si las señales fueron una amenaza real o sólo una indicación, no lo sabemos".