La confrontación del principal partido opositor Libertad Democrática Renovada (Líder) y el Partido Patriota (PP) ha subido de tono, y ambos se acusan de estar detrás del ataque contra la vicepresidenta Roxana Baldetti con una sustancia blanca.

El comité ejecutivo del partido oficialista, a través de su secretario general adjunto, Alejandro Sinibaldi, elevó las acusaciones contra Líder, al haber asegurado que el suceso en la sala Efraín Recinos, del Teatro Nacional, obedece a las “aspiraciones de poder” de esa organización.

Carlos Milián, secretario de organización de Líder, acusó al PP de encabezar un show, y no descarta que el ataque a la vicepresidenta haya sido planificado por el partido oficialista para buscar la confrontación y desgastar la figura de Manuel Baldizón, aspirante presidencial opositor.

Líder negó cualquier vínculo con Karlos Bladimir de León, señalado por las jóvenes capturadas de haber ordenado el ataque, y aseguró que nunca ha integrado el comité ejecutivo del partido y ni siquiera está afiliado.

Violencia política. Sinibaldi, acompañado por el resto del comité ejecutivo del PP, al condenar el ataque, resaltó que “fue más allá de los límites del respeto al ser humano, a la mujer, a la madre y a la autoridad”.

Según Sinibaldi, el hecho “demuestra hasta dónde son capaces de llegar algunos grupos con tal de saciar ansias de poder”.

La postura planteada por el comité ejecutivo oficialista resalta la condena “enérgica” y pide que los capturados por esos actos sean procesados por atentado contra la autoridad y asociación ilícita.

“Es lamentable que este atentado se haya dado en su condición no solo de dignataria, sino de mujer, lo cual nos hace ser más enérgicos en la exigencia de la persecución penal de los autores materiales e intelectuales de este hecho”, expuso Sinibaldi.

Durante la conferencia de prensa en la sede del PP en la zona 1, presentaron imágenes para vincular a De León con las personas capturadas —dos mujeres y dos hombres—, y con protestas contra el Congreso y el Ejecutivo, supuestamente orquestadas por Líder.

“Es claro a todas luces que es un partido político el que aparece señalado de cometer estas acciones, y me refiero específicamente y particularmente al partido Líder, que en otras ocasiones ha sido ejemplo de violencia y malas prácticas”, enfatizó Sinibaldi, quien ha sido mencionado como posible aspirante presidencial del PP.

Sinibaldi pidió formar un frente cívico en rechazo a la violencia política y evitar que “líderes violentos no solo accedan al poder, sino que no tengan cabida en la vida política”.

El presidente Otto Pérez Molina acusó a Líder de ser “un partido de bandoleros que no merece gobernar y que no los deberíamos dejar llegar al gobierno, porque no queremos la violencia”.

Métodos del pasado. Milián, junto a Édgar Ajcip y Roberto Villate, en nombre del comité ejecutivo de Líder, calificó de “irresponsables” las acusaciones del PP.

Según Milián, las declaraciones de Sinibaldi intentan incrementar su imagen como posible candidato presidencial del oficialismo, y “está sacando provecho” del caso.

“Sale muy por debajo del primer lugar en intención de voto, y nos quieren involucrar en un conflicto directo con Manuel Baldizón, en ponerlos en una pelea directa para ver si eso hace que el pueblo pueda voltear a verlo” —a Sinibaldi—, dijo Milián.

Según el secretario de organización de Líder, el hecho pudo haber sido planificado por el propio PP, para provocar conflictividad y polarización.

Agregó: “En el evento electoral pasado mostraron que son hábiles para esas estrategias y han sido educados en ese sentido; para dirigir un país, no, pero para ese tipo de estrategias, sí”.

Según Milián, la mujer que lanzó el polvo “pudo haber sido contratada por el PP”, y la vicepresidenta “anda aprovechando políticamente”, lo cual calificó de irresponsabilidad.

Inacif determina que fue cal. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) determinó que a la vicepresidenta Roxana Baldetti le lanzaron cal el martes recién pasado, y no harina, como se había mencionado.

El documento fue entregado este miércoles al Ministerio Público y fue utilizado en la audiencia de primera declaración contra cuatro capturados como responsables del hecho.

El Inacif recomendó que reciba tratamiento médico durante ocho días, a partir del ataque y sea suspendida de sus labores por cinco días, mientras se recupera.

El informe refiere que la paciente tenía cuadro de hipertensión leve no controlada.

Reposar un mes. La vicepresidenta deberá guardar reposo y continuar con tratamiento durante las próximas cuatro semanas, según recomendaciones del médico Marco Flores, luego que Baldetti dejara el Centro Médico.

Flores explicó que Baldetti sufrió reacción alérgico inflamatoria en las vías respiratorias altas y obstrucción leve bronquial; conjuntivitis química aguda no severa y una reacción vasopresora del cuerpo. “Como cuando uno se asusta porque lo quieren asaltar”, agregó.