Buenos Aires. Después que el departamento de Estado de EE.UU. pidió explicaciones al gobierno de Argentina y no ocultó su malestar por el incidente del avión estadounidense demorado en Ezeiza, la cancillería del país latinoaméricano anunció que formulará una protesta por la situación.

El diario La Nación dijo que fuentes del departamento de Estado informaron que “hemos llamado al embajador argentino en Washington para manifestarle nuestra sorpresa por la forma en que las autoridades (del gobierno argentino) manejaron una misión que estaba perfectamente acordada".

Por su parte, la cancillería argentina informó a través de un comunicado que "el país formulará una protesta así como un pedido para la colaboración en la investigación sobre los motivos que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos tuvo al intentar violar las leyes argentinas ingresando material camuflado dentro de un cargamento oficial de los Estados Unidos".

Según el gobierno argentino, la embajada de Estados Unidos entregó en diciembre de 2010 una lista con los elementos que serían ingresados a Argentina para un curso de seguridad sobre rescate de rehenes acordado con las autoridades locales.

Sin embargo, añade que en agosto de 2010 la Fuerza Aérea de Estados Unidos intentó ingresar un cargamento de armas eludiendo el control aduanero, informó Télam.

Agrega el parte que en esa oportunidad se les permitió retirar del territorio argentino dicho material "porque aún no habían sido descargadas del avión militar".

La agencia estatal señala que el jueves 10 de febrero, la Aduana choqueó la carga del avión estadounidense y descubrió que buena parte de ésta no figuraba en el listado "de buena fe" entregada por la embajada, por lo que se incautó lo no declarado.

La Cancillería informó que "entre el material incautado, al que no hace referencia el Departamento de Estado, hay desde armas hasta diferentes drogas, entre otras, varias dosis de morfina".

Añade que “además se han intentado ingresar al país material para interceptar comunicaciones, varios GPS de una sofisticación reveladora de su potencia, elementos tecnológicos conteniendo códigos caratulados como secretos, así como un baúl completo con drogas medicinales vencidas".