Londres. Al menos cuatro personas murieron y veinte resultaron heridas el miércoles en Londres después de que un coche arrollara a peatones cerca del parlamento británico y un atacante apuñalara a un agente de policía en lo que la policía calificó de incidente "terrorista".

Las fuerzas de seguridad abatieron después a un hombre armado con un cuchillo, después de que intentara pasar al patio situado en el exterior del parlamento.

El máximo responsable de los servicios antiterroristas británicos indicó que trabajan con la hipótesis de que hubo un solo atacante, que atropelló a civiles y policías en el puente de Westminster, antes de intentar entrar a la sede parlamentaria con un cuchillo.

"Han muerto cuatro personas. Ese número incluye al agente que estaba protegiendo el parlamento y un hombre que creemos que era el atacante, quien fue abatido por un oficial armado", dijo Mark Rowley, jefe de los servicios antiterroristas.

Un fotógrafo de Reuters vio al menos una docena de personas heridas en el puente de Westminster y en sus fotografías se observaba a dos personas ensangrentadas en el suelo.

"(...) Estamos tratándolo como un incidente terrorista mientras no tengamos información en sentido contrario", dijo la policía metropolitana de Londres en un comunicado.

La sesión en la Cámara de los Comunes se suspendió y se comunicó a los diputados presentes que permanecieran en el interior.

Un portavoz de la primera ministra Theresa May indicó que la mandataria se encuentra a salvo, aunque no quiso precisar dónde estaba durante el ataque.

El Reino Unido está en el segundo nivel más alto de alerta, que indica una elevada probabilidad de ataque de extremistas.

En mayo de 2013, dos islamistas británicos mataron con armas blancas al soldado Lee Rigby en una calle en el sureste de Londres.

En julio de 2005, cuatro islamistas británicos mataron a 52 personas y se suicidaron en el sistema de transporte de la capital británica en lo que fue el peor ataque de Londres en tiempos de paz.