El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, informó este jueves que las autopsias realizadas en víctimas del ataque perpetrado este martes en la provincia siria de Idleb han confirmado el uso de armas químicas. "Se han hecho autopsias en tres cadáveres que se llevaron de Idleb a Adana (en el sur de Turquía). 

Participaron representantes de la Organización Mundial de la Salud, Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Como resultado de las autopsias se ha comprobado el empleo de armas químicas".

Tras el presunto ataque con gas tóxico, 30 heridos fueron trasladados a Turquía, de los que tres murieron. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya acusó el miércoles de la masacre a su homólogo sirio, Bashar al Assad, a quien calificó de "asesino. 

Por su parte, el ministro de Salud turco ya había afirmado ayer que existían "pruebas" del uso de armas químicas en este ataque, que atribuyó a las fuerzas del régimen de Damasco, aunque estas han negado su implicación.