La incomodidad entre los representantes de los países miembros del Alba, bloque liderado por el presidente de Venezuela, Hugo Chavez, y su negativa a comenzar una reunión sectorial de medio ambiente mientras no abandonara la sala el ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Rigoberto Cuéllar Cruz, provocó que la autoridad desistiera de continuar su participación y abandonara la sala en que se desarrollaría el encuentro.

En las últimas horas, los representantes de los países que han criticado la legitimidad del gobierno hondureño habían rechazado la participación de Honduras en el evento que se desarrolla en Madrid, en el marco de la cumbre Unión Europea-América Latina.

La situación provocó la molestia e inconformidad del canciller hondureño, Mario Canahuati, quien remarcó que los organizadores del evento habían asegurado que la invitación de la autoridad hondureña no implicaría ninguna clase de percance durante las reuniones sectoriales.

"Lamentablemente como sorpresa hubo una participación de los países del Alba que dijeron que no comenzaban la reunión mientras estuviera el representante de Honduras", explicó Canahuati esta mañana de acuerdo a El Heraldo.

El canciller tildó la posición de las autoridades que forzaron la salida Cuellar de "egoístas" y que no van en línea que debieran tener los liderazgos contemporáneos.