El presidente en ejercicio, Álvaro García, afirmó que Bolivia cuidará sus intereses en el litigio marítimo que mantienen Perú y Chile en la Corte de La Haya. Añadió que se asumirán las acciones necesarias para cuidar el “derecho histórico” de una salida al mar.

Perú demandó el 2008 a Chile, ante el Tribunal Internacional de La Haya, por un diferendo marítimo. El experto en temas marítimos Víctor Hugo Chávez advirtió que un fallo favorable a Santiago afectaría la cualidad marítima cedida a Bolivia por Perú, en Ilo.

Ante esta situación, se consultó a García lo siguiente: según expertos en relaciones internacionales, si el proceso entre Chile y Perú saldría a favor de los chilenos, Bolivia se vería afectada en el espacio que le ha concedido Perú, ¿estaría Bolivia dispuesta a terciar en este proceso ante La Haya?

El Protocolo de Ilo le otorga a Bolivia no sólo facilidades de tránsito, sino puntos de atraque de sus embarcaciones, una playa turística y una zona franca por 99 años, a través de la cual podrá exportar e importar productos.

La respuesta fue: “Sí, son temas bastante delicados estos debates sobre los límites y hay que tratarlos con la misma delicadeza. Lo que usted me dice es una posibilidad y hay otras posibilidades más, y Bolivia está atenta a todo el tablero de ajedrez que se ha puesto en marcha en torno a la temática referida al mar”.

Añadió que “estamos tomando en cuenta opciones, posibilidades, riesgos y estamos dando los pasos que correspondan para proteger al Estado boliviano y a su derecho histórico. Lo que usted me menciona ya lo sabíamos y no dude que ya hemos tomado un conjunto de acciones, y tomaremos también otras acciones a su debido tiempo, que serán informadas por el Presidente”.

Chávez consideró que Bolivia debería terciar en el conflicto limítrofe peruano-chileno, porque también se juegan sus intereses a partir de la firma, el 19 de octubre, del Protocolo Complementario y Ampliatorio de los Convenios de Ilo, firmados en 1992.

El Protocolo de Ilo le otorga a Bolivia no sólo facilidades de tránsito, sino puntos de atraque de sus embarcaciones, una playa turística y una zona franca por 99 años, a través de la cual podrá exportar e importar productos. Además, un anexo para la Naval.

Perú reivindica que su frontera marítima se extiende más allá de la actual línea limítrofe que defiende Chile. La proyección marítima desde la zona costera de Ilo también se ampliaría hasta cerca de las 200 millas (como establece la Convención sobre el Mar) en caso de que el fallo sea a favor de Perú, explicó Chávez.

Si el fallo favorece a Chile, la proyección desde Ilo se quedaría en 40 millas marinas. “Nos mutilan el acceso”, insistió.

Para el ex canciller chileno Mariano Fernández, en la actualidad existe un límite marítimo que no tiene que afectar a nadie, “depende cómo miren la zona, si miran hacia el oeste, tienen un océano despejado”.
Santiago, en reiteradas ocasiones, afirmó que no existe nada pendiente en tema de límites marítimos con el Perú.

Acuerdo. Las administraciones de la ex presidenta Michelle Bachelet y su colega Evo Morales acordaron el 2006 una agenda de 13 puntos, donde está inscrito el tema del mar. El canciller David Choquehuanca explicó, en una entrevista con La Razón, que el renovado acuerdo de Ilo no implica dejar el diálogo con Santiago, sobre la agenda común. Para noviembre está prevista la reunión de comisiones técnicas.

Chávez insistió en la necesidad de que Bolivia “tercie” en el problema Chile-Perú lo más pronto posible, porque esta posibilidad vence en febrero. Pasado ese plazo, no habría otra opción. “El único interés de Bolivia es defender su cualidad marítima que, recientemente, adquirió por el acuerdo de Ilo”, declaró el experto a La Razón.

El acuerdo tuvo repercusión. En Chile, el senador Pablo Longueira, de la Unión Democrática Independiente (UDI), planteó el viernes 22 un plebiscito para resolver el problema marítimo con Bolivia. En el país, el Gobierno aplaudió la iniciativa. García anunció que el Mandatario, de viaje por Irán, decidió acelerar los proyectos para afianzar la presencia en Ilo.

Lagos duda de consulta sobre el tema mar. El ex presidente chileno Ricardo Lagos manifestó aprensiones respecto de la idea de celebrar un plebiscito sobre la cesión a Bolivia de un acceso soberano al océano Pacífico, planteada el pasado viernes por un senador oficialista.

"Es posible discutir algunos temas a través de plebiscitos, pero hay que distinguir el tema de Bolivia de eso", subrayó el ex mandatario chileno en declaraciones a radio Cooperativa. Agregó que se debería legislar sobre qué temas son aptos para plebiscitos y así intensificar la anticipación ciudadana.

El viernes, el senador de la Unión Demócrata Independiente, Pablo Longueira, planteó que no se puede aproximar "a la solución marítima de Bolivia descartando opciones".

Es importante un avance, "porque estaríamos planteando temas de futuro, ya que técnicamente la mejor salida es por Chile, y si hay una agenda de futuro es mejor para el pasado", sostuvo ayer Lagos. Durante su gobierno, Lagos ofreció a Bolivia el uso gratis e indefinido de un puerto chileno para exportar gas natural.

Perú ofrece a Bolivia construir buques. El Servicio Industrial de la Marina de Guerra del Perú (Sima) está listo para atender cualquier requerimiento de Bolivia para la construcción de buques y un puerto en la ciudad peruana de Ilo, aseguró ayer el almirante Jason Saavedra, director de esa empresa.

“Si Bolivia así lo decide, estamos ampliamente en condiciones de apoyar en la construcción de cualquier tipo de nave, ya sea mercante o de instrucción, o un terminal portuario en lo que a metal mecánica se refiere. Podemos construir los buques que Bolivia desee”, anunció.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, indicó el sábado que el gobierno de Evo Morales estudia la compra de buques para realizar operaciones y formar a sus oficiales navales en el puerto de Ilo, en la costa del sur del Perú. El martes 19, Morales y su homólogo peruano, Alan García, suscribieron un protocolo complementario al acuerdo que permitió a Perú poner a disposición de Bolivia, en 1992, una zona franca sin soberanía en Ilo.

Jason Saavedra dijo que ya se han producido algunos contactos con la Armada de Bolivia, que ha solicitado información sobre los servicios del Sima en construcción de infraestructura portuaria, buques de instrucción y mercantes. El oficial recordó que el Sima construyó en los años ochenta las fragatas lanzamisiles "Montero" y "Mariátegui", que actualmente forman la escuadra de superficie de la Marina de Guerra peruana.

"Además, el Sima Perú ha construido buques de carga, mercantes, petroleros, buques científicos; realiza trabajos de modernización de barcos, así que no habría ninguna limitación para atender cualquier requerimiento", detalló.