Ciudad de México, Excelsior.com.mx. En materia de los niños migrantes centroamericanos, el estado de California le dará “mayor consideración a lo que está en el mejor interés de los niños, no a lo que esté en el mejor interés de políticos que quieren explotar este tema en particular”, dijo el gobernador de California, Jerry Brown, en la conferencia de prensa que dio junto con el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

Cuando se le preguntó si el tema puede ser despolitizado, respondió: “ha habido muchas respuestas débiles, de todos lados de la frontera, eso es porque este es un reto difícil y debemos tomarlo paso por paso. ¿El tema de los niños migrantes y de la migración se puede despolitizar? Bueno…no totalmente…pero creo que las ONG’s y las Iglesias pueden jugar un rol importante para despolitizarlo”.

Y habló de que a nivel estatal California ha emprendido medidas para proteger los derechos de los trabajadores migrantes, incluso los que están sin documentos, como es el caso de las licencias de conducir para ellos.

Brown y Meade coincidieron en que hay que abordar la situación de los niños migrantes centroamericanos desde una perspectiva humanitaria y no de seguridad.

México ha sido claro y puntual: la migración del niño no puede bajo ningún concepto interpretarse como un problema de seguridad; ciertamente en el caso del migrante centroamericano no hay ninguna intencionalidad de violentar la integridad de la frontera con Estados Unidos”, dijo el canciller Meade.

Sobre la presencia de la Guardia Nacional en la frontera entre México y Texas, el gobernador Brown comentó: “sospecho que será algo breve y que la sabiduría prevalecerá en el largo plazo”.