La Cancillería de Honduras teme que el número de compatriotas acribillados por el grupo de Los Zetas sea superior a los tres ya identificados, pues basados en un informe sobre abuso contra migrantes, el 80% de los indocumentados secuestrados durante el trayecto de México a Estados Unidos, son hondureños.

"Ojalá (que esas estadísticas) no se reflejen en el número de víctimas", sostuvo en rueda de prensa el canciller de Honduras, Mario Canahuati.

Hasta el momento, las autoridades mexicanas han podido esclarecer que de los 72 asesinados, tres son hondureños, cuatro brasileños y seis ecuatorianos, según publica El Heraldo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras informó este jueves que los cuerpos de los hondureños acribillados en un rancho de San Fernando, Tamaulipas, al noreste de México, serían repatriados en un avión de la Fuerza Aérea de México.

Canahuati informó que el gobierno de Honduras trabaja en la pronta repatriación de los cuerpos de hondureños que se encuentran bajo custodia de las autoridades mexicanas, algunos en estado de descomposición.

El funcionario reiteró que hasta el momento no se cuenta con documentación suficiente para identificar a las víctimas, por lo que el proceso de reconocimiento se complica y señaló que aún es prematuro dar más datos sobre los hondureños fallecidos.

"Tengo entendido que la mayor parte de las personas no cuentan con ninguna documentación", aclaró.