Buenos Aires. El Gobierno de Argentina procedió este martes con sus planes para presentar cargos civiles y penales en contra de dos empresas de periódicos líderes del país: Grupo Clarín y La Nación. 

El gobierno formalmente instó a la Procuración del Tesoro de la Nación a formular cargos en contra de las empresas por violar una serie de leyes en 1976, año en que compraron la empresa de impresión de diarios Papel Prensa S.A., según un decreto publicado este martes en el Boletín Oficial.

Florencia Stero, vocera de la entidad, señaló este martes en una entrevista telefónica que el gobierno solicitó formalmente al procurador jefe que presente cargos, pero aún no los formula debido a que los está analizando y determinando la mejor forma de proceder.

Stero añadió que ello podría tardar semanas.

La semana pasada, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, acusó a las empresas de violaciones a los derechos humanos, señalando que ellas, junto con la dictadura del país entre 1976 y 1983, obligaron a los dueños de Papel Prensa -la familia Graiver- a vender en contra de su voluntad.

En su decreto, el gobierno afirma que se ha demostrado más allá de la duda razonable que la venta fue un acto ilícito.

El gobierno señaló al presidente y CEO de Grupo Clarín, Héctor Magnetto, y su dueña, Ernestina Herrera de Noble, así como a Bartolome Luis Mitre de La Nación, entre otros, como acusados en el caso, alegando que se coludieron con la dictadura para adquirir el control de la empresa.

Las dos compañías afirman que el gobierno está manipulando los hechos como parte de un plan más amplio para atacarlos a través de acusaciones falsas.