México DF. El crimen organizado está detrás de la masacre de 52 personas que murieron calcinadas o intoxicadas dentro de un casino de la ciudad de Monterrey, en el norte de México, una de las más azotadas por la violencia del narcotráfico, dijo este viernes el gobierno.

Las autoridades mostraron un video en el que varios hombres armados, que llegaron al lugar en cuatro vehículos, ingresaron el jueves en la tarde al "Casino Royale" en la capital del estado de Nuevo León y provocaron un incendio. Autoridades dijeron que el casino operaba ilegalmente.

Las llamas obligaron a empleados y clientes a encerrarse en los baños y en otras áreas donde fallecieron por intoxicación y calcinados.

Fue uno de los peores ataques contra civiles desde que el Gobierno inició un combate frontal a los cárteles del narcotráfico a fines del 2006.

"Lamentablemente este acto es una muestra más de la irracionalidad del crimen organizado y de su desprecio por la vida", dijo Francisco Blake, secretario de Gobernación, en una conferencia de prensa.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dijo que lo más probable es que el ataque estuviera dirigido al propio establecimiento.

La prensa local informó que el atentado habría sido perpetrado por el violento cártel de Los Zetas después de que los dueños del casino se negaron a pagar "cuotas de protección".