México D.F. México dijo este lunes que con la captura de Sergio "el Grande" Villarreal ha logrado debilitar al cártel de los Beltrán Leyva, que en el pasado llegó a corromper al mismo zar antidrogas y es responsable de introducir toneladas de cocaína en Estados Unidos.

La captura de Villarreal, quien fue presentado públicamente este lunes, es el último gran golpe al cártel tras la detención días atrás de Edgar "la Barbie" Valdés, quien combatía a "El Grande" en busca de la jefatura de la organización criminal desde diciembre, cuando el líder Arturo Beltrán Leyva fue abatido por marinos.

"Queda muy debilitado el cártel (...). Habrá algún otro acomodo (...), pero el debilitamiento va a ser sustancial", dijo un portavoz de la Marina en la presentación del capo, un fornido ex policía de dos metros de estatura.

El gobierno ofrecía una recompensa de hasta 30 millones de pesos (US$2,3 millones) por Villarreal, mano derecha de de Héctor "el H" Beltrán Leyva, quien tomó el mando del cártel tras la muerte de su hermano Arturo.

El gobierno ofrecía una recompensa de hasta 30 millones de pesos (US$2,3 millones) por Villarreal.

"Es un golpe estratégico contra ellos. Eran responsables de (traficar) entre 8 y 10 toneladas mensuales de cocaína a Estados Unidos", dijo el analista de seguridad Alberto Islas, de la consultora Risk Evaluation.

Villarreal fue presentado a periodistas en instalaciones de la Secretaría de la Marina flanqueado por marinos armados.

"El Grande" fue detenido este domingo al salir de una residencia en la ciudad central de Puebla junto con otras dos personas, en un operativo sin disparos en el que no ofreció resistencia.

Millonarios sobornos. El gobierno del presidente Felipe Calderón ha dado varios golpes a los cárteles de las drogas en los últimos meses, pero esto no ha disminuido la violencia debido a que, cuando un grupo se debilita, otros tratan de apoderarse de las rutas para transportar drogas a Estados Unidos, según analistas.

Más de 28.000 personas, en su mayoría sicarios del narcotráfico, han muerto desde que el presidente asumió en diciembre de 2006 y lanzó operativos frontales contra los cárteles con decenas de miles de militares.

Islas dijo que probablemente se recrudezca la violencia en los norteños estados de Durango y Coahuila, la zona de influencia de "el Grande", porque tanto el cártel de Sinaloa como el de Juárez, dirigido por Vicente Carrillo Fuentes, tratarán de apoderarse de ese territorio.

Además de la captura de "El Grande" y "La Barbie", el capo Ignacio "Nacho" Coronel, socio clave de "El Chapo" Guzmán, murió a finales de julio en un enfrentamiento con militares en un operativo en la occidental ciudad de Guadalajara.

Alfredo "el Mochomo", otro de los hermanos del clan de los Beltrán Leyva, había sido detenido en enero de 2008, cuando todavía el grupo era aliado de Joaquín "el Chapo" Guzmán, considerado el más rico capo del narcotráfico y el más buscado en México y Estados Unidos.

Los Beltrán Leyva llegaron a pagar altos sobornos a altos mandos de la policía y de la fiscalía federal, incluso al zar antidrogas Noé Ramírez, encarcelado a mediados de 2008 y a quien se estima que el cártel le pagaba US$450.000 mensuales a cambio de protección.