París. Los pilotos trataron de tomar el control del avión de Air France durante más de cuatro minutos, antes de que la aeronave cayera al océano Atlántico con el morro levantado, causando la muerte de las 228 personas a bordo, dijeron el viernes investigadores franceses.

El accidente del 2009 comenzó con una advertencia de pérdida de control transcurridas dos horas y media del vuelo, que iba de Río de Janeiro a París, y poco después de que el capitán abandonara brevemente la cabina para iniciar un período de descanso de rutina.

El Airbus A330 ascendió hasta los 38.000 pies y luego comenzó un descenso de tres minutos y medio, yendo de izquierda a derecha, durante los cuales el más joven de los tres pilotos entregó el control al segundo más experimentado un minuto antes del accidente.

El relato de los hechos lo dio la autoridad que investiga los accidentes en Francia, BEA, que dijo que era demasiado pronto para dar las causas del accidente antes de que se conozca un informe más detallado en el verano boreal.