Un avión que realizaba un vuelo interno en Libia fue secuestrado por un hombre que dijo tener una granada de mano y fue desviado posteriormente a Malta, en donde aterrizó con 118 personas a bordo, dijeron medios malteses.

El secuestrador dijo a la tripulación que era partidario del fallecido líder libio Muammar Gaddafi y que estaba dispuesto a permitir que los 111 pasajeros del vuelo, pero no la tripulación, abandonaran el Airbus A320, si sus demandas eran satisfechas, dijo el Times de Malta.

No estaba claro cuáles eran las demandas o si el secuestrador estaba actuando solo. Gaddafi murió en un levantamiento en el 2011 y el país ha estado sumido en la violencia por parte de diferentes facciones desde entonces.

El periódico Times de Malta dijo que había soldados tomando posiciones a unos pocos cientos de metros del avión y que no se había visto a personas descendiendo o ingresando a la aeronave.

Los motores del avión aún estaban encendidos, 45 minutos después de que realizara su aterrizaje.

El Airbus A320 realizaba un vuelo doméstico a cargo de la aerolínea estatal Afriqiyah Airways. El avión salió desde la ciudad de Sebha, en el suroeste de Libia, hacia Trípoli.

La pequeña isla mediterránea de Malta se ubica a unos 500 kilómetros (300 millas) al norte de la costa de Libia.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, escribió en Twitter: "Informado sobre una potencial situación de secuestro de un vuelo interno de #Libia desviado a #Malta. Operaciones de Seguridad y emergencia en curso-JM".

Todos los despegues o aterrizajes en el aeropuerto internacional de Malta fueron cancelados o desviados.