Santiago. En un sorpresivo punto de prensa en el Salón Pedro de Valdivia del Palacio de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet terminó con el suspenso y nombró a Nicolás Eyzaguirre como su tercer ministro secretario general de la Presidencia en casi un año y 4 meses de su segunda administración.

Tras 21 días de la renuncia de Jorge Insunza a la cartera por no informar del conflicto de interés que tuvo mientras se desempeñó como diputado y asesor de empresas mineras al mismo tiempo, la Jefa de Estado se tomó este tiempo para sondear y chequear los candidatos que no estuvieran en una situación parecida y pasar por lo mismo de nuevo, optando por el hasta hoy titular de Educación.

Asimismo, nombró a Adriana Delpiano (PPD) a cargo del Mineduc, quien ha sido subsecretaria de Desarrollo Regional e incluso se hizo cargo de la Dirección Sociocultural de la Presidencia en el primer gobierno de Bachelet.

Zanjado el tema de la vacancia ministerial la Mandataria procedió de inmediato a nombrar a los funcionarios que se harán cargo de las subsecretarías de Previsión Social, generada por el nombramiento de Marcos Barraza como titular de Desarrollo Social y, y la de Gobierno, Rodolfo Baier, quien dejó su cargo al ser requerido por la Fiscalía en el marco del caso SQM.

Según él mismo admitió a su colectividad, el Partido Radical, emitió una boleta a la firma de Julio Ponce Lerou, para obtener financiamiento para la campaña del ex diputado Alejandro Sule, quien también dimitió a su cargo de asesor jurídico del ministerio de Minería.

Es así como el abogado Osvaldo Soto, asumirá la subsecretaría de la Segegob y la abogada de derechos humanos Julia Urqueta asumirá la subsecretaría de Previsión Social.